El perdón

EL PERDÓN

Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías.
Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello,
pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.

El perdón es una expresión de amor.

El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos escencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos.

El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.

No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento.
No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es negar el dolor.

No es minimizar los eventos ocurridos.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor.
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.
No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más.
No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento.
Te tiene encadenado.

El perdón se debe de realizar “sin expectativas” sin esperar que nada suceda.
Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.
Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento.
Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.
Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO.
EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.
No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado.
Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos.
Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.

Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.

Aceptamos que somos APRENDICES!
Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Perdona para que puedas ser perdonado.
Recuerda que con la vara que mides, serás medido…

PAULO COEHLO

Anuncios

Cómo pensar en positivo

400054_190454311093405_1735616264_n

COMO PENSAR EN POSITIVO

1 – La forma de pensar es clave. Cómo piensas es determinante. Al respecto, “pensar positivamente en cada momento da una ventaja fundamental. Al respecto se deben visualizar éxitos no fracasos. Se debe evitar gente negativa y ambientes negativos. Eres lo que piensas.

2 – Decide tus propios sueños y objetivos. Sé concreto a la hora de fijar tus objetivos. Por ejemplo no digas “me gustaría empezar a hacer ejercicio este mes” sino “voy a empezar a hacer ejercicio este mes”. Haz un plan meticuloso y cúmplelo.

3 -Pasa a la acción. Los objetivos por sí solos no tienen sentido sino se pasa a la acción para hacerlos realidad. Simplemente ponte a ejecutarlos sin vacilar. En el ejemplo anterior: Compra tu ropa de deporte, apúntate al gimnasio y controla el rendimiento creciente de tus dos primeras semanas..

4 – Nunca dejes de aprender. Nunca pares de aprender, Toma clases, lee libros, participa en grupos, adquiere nuevas habilidades continuamente. .

5 – Sé persistente y trabaja duro. Alguna vez habrás oído la expresión “el camino del éxito es una maratón, no un sprint”. Mantén tu objetivo, lucha por él y trabaja duro de forma persistente. No te rindas.

6 – Aprende a analizar los detalles. Obtén todos los hechos, pide todos los datos, todas la variables claves.Esto te ayudará a tomar las decisiones más sabias. Aprende de tus errores, pero no dejes que te batan.

7 – Centra tu tiempo y dinero. Cuando creas en algo, pon toda tu atención y energía en ello. No dejes que la gente te distraiga.

8 – No temas ser innovador. Sé diferente, intenta ser innovador. El mundo se mueve continuamente, progresando. No pares tu mundo. Ten ideas propias sobre lo que tiene éxito idea. No sigas la multitud.

9 – Comunícate con la gente de forma efectiva. Una persona no es una isla. Comunica tus pensamientos y tus deseos de forma sincera. Anima a terceros a comunicarte de forma sincera contigo. Practica el entendimiento y la motivación con la gente.

10 – Actúa con honradez. Toma la responsabilidad de lo que haces. Nunca hagas trampas o mientas. Cuando hagas una promesa manténla. Cuando cometas un error admítelo.

Euroresidentes

8 Reglas para el Éxito

8 REGLAS PARA EL EXITO

Todos sabemos que hay personas que logran sus sueños y otras que no lo hacen.
¿Cuál es la diferencia que existe entre estas personas? ¿Una ha nacido  con suerte y la otra no? ¿El destino ayuda para que uno sea feliz y el otro no???
Sinceramente el lugar, entorno, época en el que nacemos influye bastante a que unas personas tengas más posibilidades de éxito, todos venimos a éste mundo con las mismas capacidades para desarrollar y poder llegar a ser personas de éxito.
 
Para conseguirlo hay que seguir los siguientes pasos:
1. Define tus METAS: piensa en todas las áreas de tu vida (Salud, Trabajo, Familia…) y elige una de ellas que consideres más importante. Describe tu objetivo. ¿Qué es lo que más deseas?
Una meta debe ser:
  • M: Medible
  • E: Específica
  • T: Tangible
  • A: Alcanzable 
Debemos poner fecha a nuestras metas. Esto es importante porque tenemos que cumplir con los plazos de tiempo. (para crear un compromiso por nuestra parte)
2. Visualización: (imagina) tu meta ya alcanzada. Esto te permite tener la sensación, alegría y logro, que nos mantendra con la motivación, enfoque de que está cerca nuestro sueño.
3. Debilidades: Todas las debilidades dependen de nosotros, son características y habilidades que tenemos y que nos limitan en el éxito de nuestra meta.
4. Un PLAN: específico para llegar del punto en el que te encuentras ahora mismo, hasta  donde quieras llegar. Si puedes dejalo por escrito.
5. Divide tu META: en pequeñas actividades o acciones pequeñas. Dividir el plan en pequeños pasos ayuda que alcanzar el éxito sea más fácil.
6. Pide Ayuda: en nuestro camino al éxito no estamos solos (personas que nos quieren o que están en nuestro entorno) y es bueno solicitar ayuda.
Mantente en contacto regular con personas que tengan sueños, metas, planes afines a las tuyas, te mantendrás con el enfoque al más alto nivel y quizá puedas encontrar apoyo, nuevas ideas para llegar más pronto a tu proyecto.
7. Focalízate: nos será más fácil iniciar nuestros pasos hacia nuestra meta, con asuntos que nos gusten más o que nos sean más fáciles
8. Disciplina: la constancia será decisiva en el momento de alcanzar tu éxito, todos los días levántate temprano para continuar con tu proyecto, realiza las actividades que has planeado, sè constante con tu decisión de ser exitoso, esto implica crear nuevos hábitos, y muchas veces des aprender lo que has venido haciendo hasta el momento.
Os deseo buen chi
Mª José Carrillo

Los síntomas de la transición

Estados de Transición de la Conciencia.

Estamos atravesando un período de mucha turbulencia emocional. Ésto es normal y se debe a que necesariamente debemos pasar por un espacio de adaptación a ésta nueva vibración que llegó para quedarse instalada en el planeta y de una manera que nadie la esperaba. Específicamente ahora y en los próximos meses, percibiremos un estado de “no-tiempo”, como que todo permanece suspendido sin tener una visión clara de hacia dónde ir, no teniendo tampoco muy claro lo que hay que hacer. Hay mucho desconcierto por éste tema en éstos momentos. Sin embargo, permítanme explicarles, que es algo absolutamente normal. Como todo período de adaptación, al ingresar a un nuevo espacio, todo es nuevo y diferente, pero al mismo tiempo (y paradójicamente), parecería ser que desde el punto de vista formal, nada ha cambiado. He aquí donde se produce ésta sensación de desorientación y desconcierto. Los sentimientos de tristeza, apatía, cierta desesperanza, e inclusive irascibilidad, son señales de que aún hay resistencias para aceptar lo nuevo y en algunos casos, siguen manteniéndose “tironeos” de apego con la vieja energía, ya sea por desconfianza, por tener ciertas expectativas infantiles de que las cosas deberían ser de una manera determinada, y en muchos casos, simplemente por desconocimiento acerca de cómo se desarrollan éstos procesos internos en cada uno. Los síntomas de cansancio y fatiga continúan, como tantos otros.

Siempre se sufre mucho cuando nos identificamos con patrones y estructuras que necesariamente deben sufrir una re-adaptación. Muchas veces dí el ejemplo de un ordenador, al que siempre le van llegando pequeñas actualizaciones para su sistema operativo.
Si no actualizas frecuentemente, lo más probable es que todo el sistema se vuelva inestable y comience a fallar, y en última instancia la actualización tenga que realizarse de una manera más radical y de una sola vez. Y ésto es lo que está sucediendo en algunos casos. El no hacer conscientes día a día y de manera sistemática éstas actualizaciones, hace que sin darte cuenta te continúes identificando casi por completo con un viejo sistema operativo que ya ha quedado obsoleto. Entonces, allí viene el derrumbe, el sin sentido, la desesperanza y el miedo. Pues ésto es lo que irá muriendo paulatinamente. Reitero mi consejo: hay reestructuraciones que se deben hacer en la personalidad, es mejor ser consciente del proceso y no identificarse con lo que ya no funcionará.

El atravesar éste estado de transición de conciencia sin pesimismo ni desesperanza, es la mejor elección que pueden hacer. Podrán sentir dolor, podrán sentirse tristes en determinados momentos, ésto es normal, siempre y cuando se experimente de manera genuina, entendiendo que es parte del proceso, en parte por lo que debemos soltar y por todo lo que aparentemente vamos dejando atrás.
En otras palabras, lo que deben evitar, son las falsas interpretaciones pesimistas y negativas que derivan de un genuino dolor circunstancial y natural que pueden formar parte del mismo proceso.

Pero no todo es tristeza, algunos ya perciben mucha paz y alegría en sus corazones, y otros, van alternando entre los 2 extremos. Permanezcan tranquilos, ya todo se vá a estabilizar.

Un gran abrazo para todos!

Daniel Cipolat

El Amor Incondicional

CLAVES PARA VIVIR EN AMOR INCONDICIONAL

DE LOS HERMANOS INDIOS HOPI

Eres único, diferente de todos los otros.
Sin reserva ni duda, permito que estés en el mundo como eres, sin un pensamiento o palabra de juicio…
No veo error alguno en las cosas que puedas decir, ni hacer, sentir y creer porque entiendo que te estás honrando a ti mismo al ser y hacer lo que es verdad para ti.

No puedo recorrer la vida con tus ojos ni verla a través de tu corazón.
No he estado donde tu has estado ni experimentado lo que has experimentado, viendo la vida desde tu perspectiva única.

Te aprecio exactamente como eres, siendo tu propia y singular chispa de la Conciencia Infinita, buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo.
Sin reserva ni duda, te permito cada elección para que aprendas de la forma que te parezca apropiada.
Es vital que seas tu propia persona y no alguien que yo u otros piensen que “deberías” ser.
En la medida de mi capacidad, sin denigrarme o ponerme en un compromiso, te apoyaré en eso.

No puedo saber lo que es lo mejor para ti, lo que es verdad para ti o lo que necesitas, porque no sé lo que has elegido aprender, cómo has elegido aprenderlo, con quien o en qué periodo de tiempo.
Solo tu puedes sentir tu excitación interna y escuchar tu voz interna – yo sólo tengo la mía.
Reconozco que, aunque sean diferentes entre si, todas las maneras de percibir y experimentar las diferentes facetas de nuestro mundo, todas son válidas.
Sin reserva ni duda admito las elecciones que hagas en cada momento.

No emito juicio sobre esto porque es imprescindible que honre tu derecho a tu evolución individual, porque esto da poder a ese derecho para mí y para todos los otros.
A aquellos que elegirían un camino que no puedo andar o que no andaría, y aunque puede que elija no añadir mi poder y mi energía a ese camino, nunca te negaré el regalo de amor que Dios me ha concedido para toda la creación.

Como te amo, así seré amado.

Así como siembro, recogeré.
Sin reserva ni duda, te permito el derecho universal de libre albedrío para andar tu propio camino, creando etapas o manteniéndote quieto cuando sientas que es apropiado para ti.

No puedo ver siempre el cuadro más grande del Orden Divino y así no emitiré juicio sobre si tus pasos son grandes o pequeños, ligeros o pesados o conduzcan hacia arriba o hacia abajo, porque esto sólo sería mi punto de vista.
Aunque vea que no haces nada y juzgue que esto es indigno, yo reconozco que puede que seas el que traiga una gran sanación al permanecer en calma, bendecido por la Luz de Dios.

Porque es el derecho inalienable de toda vida el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro.

Con humildad, me postro ante la comprensión de que el camino que veo es mejor para mi no significa que sea también correcto para ti, que lo que yo creo no es necesariamente verdad para ti.
Sé que eres guiado como yo lo soy, siguiendo tu entusiasmo interno por conocer tu propio camino.
Sé que las muchas razas, religiones, costumbres, nacionalidades y creencias en nuestro mundo nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios y enseñanzas de tal diversidad.
Sé que cada uno de nosotros aprende en nuestra manera única para devolver ese amor y sabiduría al TODO.

Entiendo que si sólo hubiese una forma de hacer algo, sólo necesitaría haber una persona.

Apreciaré tu luz interna única te comportes o no dé la manera en la que considero que deberías, aunque creas en cosas que yo no creo.
Entiendo que eres verdaderamente mi hermano y mi hermana, aunque puede que hayas nacido en un lugar diferente y creas en diferentes ideales.
El amor que siento es por absolutamente todo lo que ES.
Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia y siento un amor profundo por cada persona, animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano y por todo lo que es en el mundo.
Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor yo que pueda, haciéndome más sabio en la perfección de la Verdad Divina, haciéndome más feliz, más sano, y cada vez más abundante y gozoso.
Aunque a lo largo del camino puede que me gustes, sienta indiferencia por vos, o me disgustes, no voy a dejar de amarte, de honrar tu singularidad y de permitirte ser tu.
Esta es la llave de la paz y armonía en nuestras vidas y en nuestra Tierra porque es la piedra central del Amor Incondicional.

In La K’ Ech

Extraído de la web