El Perdón , el Mayor Sanador

Perdonar es la prescripción para la felicidad.

No perdonar es la prescripción para el sufrimiento.

¿Es posible que todo el dolor independientemente de su causa tenga alguna componente de falta de perdón?

Abrigar pensamientos de venganza o retener nuestro amor y compasión ciertamente tienen que interferir con nuestra salud y nuestro sistema inmunitario.

Aferrarnos a lo que llamamos ira justificada interfiere con que podamos experimentar la paz de Dios.

Perdonar no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo con lo que se nos hace. No significa condonar comportamientos atroces.

Perdonar significa no vivir más en el pasado del miedo.

Perdonar significa no rascar mas las cicatrices para que la herida continúe sangrando.

Perdonar significa vivir y amar completamente en el presente, sin las sombras del pasado.

Perdonar significa liberarse de la ira y de los pensamientos de ataque.

Perdonar significa abandonar toda esperanza de un pasado mejor.

Perdonar significa no excluir a nadie de tu amor.

Perdonar significa sanar la brecha en tu corazón causada por pensamientos que no perdonan.

Perdonar significa ver la Luz de Dios en todos, independientemente de su comportamiento.

El perdón no es sólo para la otra persona —sino para nosotros mismos, para los errores que hemos cometido y para la culpa y la vergüenza a las que aún nos aferramos.

El perdón en su sentido más profundo es el perdón a nosotros mismos por separarnos de un Dios amoroso.

El perdón significa perdonar a Dios y a nuestras posibles interpretaciones erróneas de Dios que apuntan a que alguna vez fuimos abandonados o que estamos solos.

Perdonar este mismo instante significa que dejamos de ser Rey o la Reina del club de los postergadores.

El perdón abre las puertas para que nos sintamos unidos al Espíritu, en unidad con todos y todos en unidad con Dios.

Nunca es demasiado pronto para perdonar.

Nunca es demasiado tarde para perdonar.

¿Cuánto tiempo se tarda en perdonar?

Depende de tu sistema de creencias.

Si crees que nunca sucederá, entonces nunca sucederá.

Si crees que han de transcurrir 6 meses, te llevará seis meses.

Si crees que te llevará un segundo, ese es todo el tiempo que tomará.

Gerald G. Jampolsky, M.D.

Cúrate a ti mismo

Tomado del libro : Cúrate a ti mismo (1930), Dr. Edward Bach

…La verdadera paz de espíritu y del alma está con nosotros cuando progresamos espiritualmente, y eso no puede obtenerse con la acumulación de riquezas solamente, por grandes que éstas sean. Pero los tiempos están cambiando y hay muchas indicaciones de que esta civilización ha empezado a pasar de la era del puro materialismo al deseo de las realidades y verdades del universo.

El interés general y en rápido aumento que hoy se demuestra por el conocimiento de las verdades suprafísicas, el creciente número de quienes desean información sobre la existencia antes y después de esta vida, el hallazgo de métodos para vencer la enfermedad con medios espirituales y de fe, la afición por las antiguas enseñanzas y sabiduría de Oriente…, todo ello son síntomas de que la gente de hoy ha empezado a vislumbrar la realidad de las cosas.

Así, cuando se llega al problema de la curación, se comprende que también éste tenga que ponerse a la altura de los tiempos y cambiar sus métodos, apartándose del materialismo grosero y tendiendo hacia una ciencia basada sobre las realidades de la Verdad, y regida por las mismas leyes divinas que rigen nuestras naturalezas.

La curación pasará del ámbito de los métodos físicos de tratamiento del cuerpo físico a la curación mental y espiritual, que, al restablecer la armonía entre la mente y el alma, erradique la auténtica causa de la enfermedad y permita después la utilización de los medios físicos para completar la curación del cuerpo.

…………………………………………

Piensen en ello…la auténtica dicha, llámenle felicidad, no se encuentra en sumergirse en el mundo, nio en centrar la atención en lo impermanente, lo que hoy es bello pero mañana simplemente morirá y desaparecerá, si se centran en la mente ordinaria.

Encuéntrenla en el gran Amor y Comprensión, en la Compasión.

Sean muy felices !! se-tu-mismo