Los 10 secretos del Amor Abundante

Los 10 secretos del amor abundante

Una moderna parábola de sabiduría y amor que cambiará tu vida, dice así: no existe mayor equivocación que mostrarse cínico ante el amor. Cuando llegues al final de tu vida, lo único que contará será el amor que has dado y el que has recibido. En tu viaje al otro mundo, lo único que te llevarás contigo es amor, y lo único de valor que dejarás atrás es también amor.

Por esta razón el amor es el mejor regalo. Da sentido a la vida y nos crea el deseo de vivirla con pasión.

El Amor es una flor muy rara.

No es algo que simplemente se da en un encuentro entre dos personas.

Eso es lo que la mayoría creemos, pero confundimos con amor.

Podemos morir pensando que hemos amado toda la vida sin haber amado nunca realmente.

Sin embargo, el amor es un don para el que todos tenemos talento.

Algo que nosotros creamos y que a su vez nos crea; pero, para amar de verdad tienes que estar en tu centro, y si el otro también está en su centro, entonces surge lo que se llama AMOR.

Amar significa comprender más y más profundamente. Hay que pasar uno mismo por un gran cambio, por una verdadera revolución, porque cuando te enamoras naces como una nueva persona.

Necesitas conocer al otro por dentro (su naturaleza, su espíritu, su alma), y respetarlo, sí; pero también debes permitir que el otro te conozca a ti, y para eso hay que ser muy valientes y exponernos, volvernos vulnerables, quedarnos en evidencia, desnudarnos de todas las capas que nos envuelven, ponernos en sus manos, ciegamente…

Y esto puede resultar peligroso y también muy doloroso; por eso hay que ser muy valientes para Amar. Hay cosas que no pueden contemplarse con los ojos.

En el amor lo esencial sólo puede verse con el corazón. Todos tenemos el poder de amar y de que nos amen, la capacidad para crear relaciones amorosas en nuestra vida. Por eso es tan triste que la gente decida vivir sin amor; enamorados sólo de sus miedos.

El amor está siempre disponible para todos, pero debemos entregarnos a él. Las relaciones no aportan el amor, nosotros ponemos amor en la relación cuando lo sentimos adentro.

Si somos cariñosos es porque el cariño abunda en nuestro corazón.

Si deseas amor de verdad debes renunciar a tus miedos y estar dispuesto a no dejar pasar las oportunidades.

Como dice Osho, “la persona que vive orientada hacia el amor, es alguien que no le teme al futuro, que no teme a quien tiene a su lado, que se abre, que se expone, que se brinda… Que no le teme al resultado ni a las consecuencias”.

Amar significa vivir en el presente, en el aquí y ahora. Para ello debes conocer los diez secretos del amor abundante.

Estos son:

El poder del pensamiento.

El amor comienza con el pensamiento. Nos convertimos en lo que pensamos. Los pensamientos amorosos crean experiencias y relaciones amorosas. Las actitudes sinceras y positivas cambian nuestras creencias, sentimientos y pensamientos acerca de nosotros mismos y de los demás. Si quieres amar a alguien, debes tener en cuenta sus necesidades y deseos. Pensar en tu pareja ideal te ayudará a reconocerla cuando entre en tu vida. Pero todo empieza con uno mismo; aprende a amarte cada día, a ser feliz en la soledad, a cuidarte. Cuando estés seguro, cuando te sientas lleno de cualidades positivas, podrás compartirlas con la persona que amas, nunca antes.

El poder del respeto.

No puedes amar a nadie a menos que antes lo respetes. La primera persona que merece tu respeto eres tú. Para recuperar el respeto por ti mismo hazte la pregunta: ¿qué respeto en mí?. Para respetar a los demás, incluso a las personas que te desagradan, pregúntate: ¿qué respeto de ellos?. Recuerda que las personas que te desagradan reflejan cosas inconscientes de ti que te desagradan. Por tanto, no trates de cambiar a nadie, cámbiate a ti mismo. Un proverbio chino, dice: antes de salir a salvar el mundo dale tres vueltas a tu propia casa.

El poder de la entrega.

Si deseas recibir amor, ¡todo lo que tienes que hacer es darlo!. Cuanto más amor brindes, más recibirás. Amor es entrega voluntaria e incondicional. Practica al azar actos de bondad. Cuando te comprometas a una relación, no te preguntes por lo que la otra persona te puede dar, sino por lo que tú puedes aportarle a ella. La fórmula secreta de una relación amorosa, sana, feliz y duradera es centrarse siempre en lo que puedes ofrecer en vez de en lo que puedes sacar. Como dijo el maestro Jesús: ama a tu prójimo como a ti mismo. Ese mensaje, y no otro, es lo que nos hace ser verdaderos cristianos, ser verdaderas personas y vivir una auténtica vida. ¡Qué no te engañe nadie el amor no tiene precio!

El poder de la amistad.

Para encontrar un amor verdadero, primero debes encontrar un verdadero amigo. El amor no consiste en mirar a los ojos del otro, sino en mirar juntos en la misma dirección. Amar de verdad es aceptar a alguien por lo que es y no por lo que tiene o por su aspecto físico. La amistad es la tierra en la que la semilla del amor crece. Si deseas recoger amor en una relación, primero debes sembrar amistad.

El poder del contacto físico.

El contacto físico modifica una de las expresiones más poderosas del amor que existe, destruye barreras y crea vínculos entre la gente. El contacto físico altera nuestro estado corporal y emocional y nos hace más receptivos al amor; cuando la intimidad crece, podemos ahondar en nuestra pareja. El contacto físico nos ayuda a que el cuerpo sane, y enternece el corazón. Cuando abres tus brazos, estás abriendo tu corazón, te estás abriendo a la vida. El sexo sólo es verdadero, gratificante y sincero cuando el amor es completo.

El poder del desprendimiento.

Si amas algo déjalo libre, no seas posesivo. Si vuelve es tuyo; si no lo hace, nunca lo fue. Incluso dentro de una relación amorosa, la persona necesita su propio espacio. Si queremos aprender a amar, primero debemos aprender a vivir en soledad, debemos aprender a perdonar, a sanar nuestras heridas, a soltar los sufrimientos del pasado. Cada relación es única. Cada nueva relación te recrea, te hace una persona distinta al abrirte a un mundo nuevo, el otro. Por tanto, no encadenes tu presente a tu pasado. Amar significa desprendernos de nuestros prejuicios, apegos, del ego y de los condicionamientos. Hoy dejo atrás todos mis miedos, el pasado ya no tiene poder sobre mí; hoy es el comienzo de una nueva vida. Como dice el Tantra: cada día debemos aprender a morir y a renacer.

El poder de la comunicación.

Cuando aprendemos a comunicarnos abiertamente y con sinceridad, la vida cambia. Amar a una persona es establecer un canal de comunicación directa con ella. Deja que las personas que amas sepan que las amas, que las aprecias. No tengas miedo de pronunciar las palabras mágicas: te amo. No dejes pasar la oportunidad de halagar a alguien. Despídete de la gente siempre con palabras cariñosas: puede que sea la última vez que veas a esa persona. Incluso, cuando haya cosas de quien amas que no te gusten, házselo saber, no reprimas nada, no hagas de un grano de arena una montaña, pero díselo con cariño y consideración, busca las palabras adecuadas que no hieran, sino que ayuden a rectificar los errores y a mejorar. Hazlo siempre con amor, pues el amor transforma, el odio destruye lo que amas y la culpabilidad te autodestruye. Si estuvieras a punto de morir y pudieras llamar a alguien, ¿a quién llamarías?, ¿qué le dirías? ¿A qué esperas para hacerlo?.

El poder del compromiso.

Si deseas amor en abundancia, debes establecer el compromiso de lograrlo; un compromiso que se reflejará en tus acciones y en tus pensamientos. El compromiso es la verdadera prueba de que el amor está presente. No planees ni calcules, no evalúes, no busques resultados, no te pongas a salvo. Si quieres tener una relación con amor, debes comprometerte a crear la relación que quieres. Cuando estamos realmente comprometidos, abandonar nunca es la opción. El compromiso distingue una relación frágil de una sólida. Pero el compromiso no es firmar papeles, el verdadero compromiso es tener claro que el amor que no se alimenta cada día, se pierde cada día; igual que una flor que no riegas a diario se marchita y muere.

El poder de la pasión.

La pasión es la llama que enciende el amor y lo mantiene vivo. Una pasión duradera no procede exclusivamente de la atracción física, sino que se origina en un profundo conocimiento, en el compromiso decidido y valiente, en un entusiasmo inquebrantable, en el interés sincero y en la entrega incondicional, en la fascinación por la otra persona… La pasión se reaviva recreando experiencias en las que existe pasión. La espontaneidad y las sorpresas crean pasión. El amor y la felicidad comparten la misma esencia; todo lo que necesitamos hacer es vivir cada día con pasión. La pasión se vive cuando vivimos el instante. No te disperses, permanece aquí, sólo eso, y actúa plenamente.

El poder de la confianza.

La confianza es esencial para establecer una relación con amor. Si un miembro de la pareja está cegado por la sospecha, la ansiedad y el temor, el otro se sentirá atrapado y emocionalmente ahogado. No puedes amar totalmente a menos que confíes. Actúa como si el amor nunca fuera a terminar. Una manera de saber si esa persona es la adecuada para ti es preguntándote: ¿confío plenamente y sin reservas? Si la respuesta es negativa, medita con cuidado antes de comprometerte más, algo está fallando…

El Perdón

 

El perdón es una expresión de Amor.

El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferma el cuerpo.

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos esencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos.

El perdón no es el olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.

No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento.

No es aceptar lo ocurrido con resignación.

No es negar el dolor.

No es minimizar los eventos ocurridos.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó.

Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor.

Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.

No implica eso para nada; el perdón es  ÚNICAMENTE PARA TI y para nadie más.

No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probable es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.

La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento.

Te tiene encadenado.

El perdón se debe realizar ” sin expectativas” sin esperar que nada suceda.

Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.

Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón  pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento.

Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.

Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO.

EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.

No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene como ser cambiado.

Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos ,lo mal que nos sentimos.

Al esperar una disculpa , que se acepte el error, nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.

La falta de perdón es el veneno mas destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.

Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.

Aceptamos que somos APRENDICES !!

Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Perdona para que puedas ser perdonado.

Recuerda que con la vara que mides ,serás medido…

 

Allí donde radican nuestras debilidades van a extraviarse nuestras exaltaciones

Nietzsche

 

( Sacado de un pps , recibido por mail )

Eres la Materialización de tus Pensamientos

Image

Sabias que…

Eres la materialización de tus pensamientos.
Eres el resultado de los pensamientos que has tenido en el pasado.

¿Cuántas veces te has sentido en una situación límite?
¿Cómo ha reaccionado tu cuerpo ante esa situación?
¿Cuántas veces te ha pasado que después de superar esa situación tu organismo decae y enferma?

“Somos los únicos seres de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y sentimos.”

Nuestras células inmunológicas reaccionan ante nuestras emociones, por lo que una depresión descontrolada puede dejarnos sin defensas, mientras que el sosiego y la relajación por el contrario las fortifican.

¿Pero quien es el responsable de regular estas emociones?
El cerebro humano es un órgano muy complejo y controla las acciones y reacciones de nuestro cuerpo.
La actividad cerebral produce una serie de sustancias químicas llamadas neurotransmisores responsables de nuestro estado emocional. Ellas son capaces de aumentar la alegría y de eliminar el dolor, permitiendo que disfrutemos de la vida y que nos recuperemos de crisis personales con un mínimo impacto en nuestra salud física y psíquica. Tiene además la ventaja de que al ser sustancias generadas naturalmente por nuestro cuerpo no tienen ningún efecto secundario. Por ejemplo las endorfinas, conocidas comúnmente como la hormona de la felicidad, cumplen una función muy importante en el equilibrio entre la fortaleza y la depresión.

El ritmo de vida, la personalidad, el ámbito social y laboral, entre otros, son factores determinantes en el estado físico, mental y emocional del individuo. Si hay abundancia de estas sustancias químicas la persona puede controlar sus emociones y por consiguiente mejorar su calidad de vida. Son ellas, las que nos sirven de alimento, de medicación para poder tener una vida equilibrada y saludable de forma natural, sin tener que recurrir a medicamentos causantes de deficiencias químicas.

Por otra parte, muchas veces nuestras emociones nos controlan a nosotros en vez de nosotros controlar a nuestras emociones. Existen una serie de emociones básicas como la ira, el rencor, el hambre que forman parte de nuestra naturaleza. Sin embargo, nuestras reacciones y como las gestionamos no es innato, somos libres de actuar de una forma desmesurada o comedida, de sopesar las diferentes reacciones o acciones según nuestros criterios y experiencias. La interacción con nuestro entorno, así como la interacción con otros seres humanos provoca cambios emocionales que nos impactan y que quedan recogidos energéticamente por los chakras.

No podemos elegir nuestras emociones y no se trata de reprimirlas o esconderlas, sino de aprender a controlarlas cuando se presentan en una situación que nos viene dada. Conocer el impacto que provocan en cada chakra es importante para mejorar nuestro estado emocional.
El control de esas emociones modifica el estado de los meridianos principales o vaso-reguladores y son directamente responsables de afectar estos, tanto cuando están sobrecargados, como cuando están carentes de la energía necesaria.

Aquietar nuestra mente y nuestro espíritu, es una condición necesaria para procesar esas emociones de manera tranquila e inteligente. Es el paso previo a prepararnos para la contemplación real de nuestro entorno y de verlo con otro enfoque a través de nuestro nueva visión, producto del propio estado de relajación.

Somos los seres más privilegiados de toda la naturaleza, tenemos las herramientas para vivir felices, sanos y emocionalmente en equilibrio. Tenemos la obligación moral de utilizar esas herramientas que nos fueron obsequiadas solo a nosotros de entre todos los seres vivos, para que construyamos un mundo mejor para todos, así como hacer de el un lugar mas sosegado y feliz, tanto para nosotros como para el resto de seres vivos.

Alvaro Fajardo

“HO´OPONOPONO: USO Y TÉCNICA DE LA RESPIRACIÓN KAHUNA”

 

 

 

Como es el Tiempo de los Espejos y es tu tiempo de preparación para recordar tus códigos genéticos e interiorizarte para saber quién eres, hoy día deseo que aprendas el uso correcto de la respiración, aquella que en la tradición hawaiana se denomina Ha, pero que ha sido malentendida por muchas personas. En la tradición Huna se la utiliza para hacer todo tipo de trabajos. Hoy día nos vamos a referir a ella en relación con los sueños.

Te recuerdo que en los sistemas ancestrales Huna–Hoponopono que personalmente trabajo , se consideran 3 cuerpos. El Superyo (Amaukua) que es tu parte más elevada o tu Gran Espíritu- y que es el que sueña, tiene intuiciones y premoniciones.El Gran Espiritu las manifiesta a través del Yo-subconsciente que conocemos como Niño Interno (Unihipìli).

Por eso el Gran Espíritu es la parte tuya que construye tu futuro hilándolo a través de pensamientos, esperanzas y miedos producidos por tu Niño Interior y tu mente consciente (Ojo lo que piensas cada dia con tu mente racional).Tu Gran Espíritu o Amaukua prevé el futuro tan lejos como tus pensamientos y tu mente inconsciente lo dejen cristalizar.

Pero sucede que como los pensamientos de tu mente consciente y tu Niño Interior cambian a diario, del mismo modo tu futuro cambia a diario también. Pues tu Gran Espíritu te complace en todo. Si le presentas confusión, eso es lo que te dará. Si hoy día quieres un vestido y mañana un viaje, eso a medias te dará. Pues no sabes pedírselo ,y además eres inconstante en ello.

Por eso el Kahuna enseña que la comunicación con el Gran espíritu o Aumakua ocurre con la mayor naturalidad a la hora del sueño, cuando dormimos. Es en esos instantes de contacto divino que los pensamientos del día son canalizados y utilizados, a través de algún mecanismo misterioso, y puestos en marcha para crear las condiciones de su materialización en el futuro.

Por lo tanto es importante, que tu como chamana (chaman) trates de hacer tu trabajo como principiante durante las horas justo antes del sueño. Es la hora propicia para que tu Superyo o tu Gran Espíritu (o tu Ángel o antepasado dale el nombre que desees si esto te causa ciertas dudas ,pero al final es lo mismo) se impregne de tus deseos y necesidades. El mecanismo misterioso para contactarse con El-Ella tiene que ver mucho con el Mana (energía) que tu involucres en tus plegarias.

Antes de ello, debes aprender el porqué y como funciona ese mecanismo Mana , que es tan importante y que es conformado en parte por la respiración.

Un principio chamanico es que controlando la respiración podemos incrementar la vitalidad y energía .Pero muy poca gente respira adecuadamente en estos días

Tienes que saber que la respiración activa el proceso eléctrico en cada célula, y de esa forma se estimula el fluido de la linfa en el cuerpo humano. Cada célula está rodeada por linfa. Tenemos 4 veces más linfa que sangre en el cuerpo. La sangre alimenta el cuerpo y la linfa elimina lo que no es necesario.

La sangre es impulsada por el corazón..la linfa por las respiraciones y los movimientos.

Por ello los ancestros enfatizan la necesidad de hacer algún tipo de ejercicio físico. Pues con ello curamos, sacamos el miedo (una energía pesada o hucha según los ancestros incas), la preocupación y las emociones bajas. Que es todo lo que no necesitamos para contactarnos con el Gran Espíritu y poder entregarle nuestras plegarias de la forma correcta antes de dormirnos.

El contactarnos con el Gran Espíritu se hace utilizando el Mana o energía (se le conoce como Chi o prana también).Pero no solo por la respiración se carga uno de Mana (energía) sino por la alimentación, y por cargas extras utilizando la energía cósmica. Estas cargas extras de energía cósmica se logran al usar el Mana conjuntamente con poder de la voluntad (corazón) para sentirlas y visualizarlas.

Pero para que necesitamos estas cargas extras de energía en nuestra vida?

Pues, porque utilizando estas cargas extras de energía (Mana-Mana) tu emponderas a tu cuerpo (formado por tu Gran espíritu-tu mente consciente y tu Niño interno) para cambiar las realidades de tu cuerpo, tu destino y de otros seres (pero esto es un tema más avanzado por el momento).

Esa carga de Mana- Mana ira a tu Gran Espíritu ,que se conectara a otros Grandes Espíritus (los que lo ayudan a cambiar realidades) y las precipitaran según tus necesidades y deseos en el plano físico. Si ves es lo mismo que se cuenta con respecto al trabajo con los Ángeles o no? Solo que tal vez en el no se da énfasis suficiente a las cargas de Mana-Mana.

Todo es tradición chamanica. Así como la Virgen se utilizo para disfrazar la energía femenina que tanto busco el catolicismo de destruir hasta hoy en día en el imperio romano. (Eso es obvio en las fiestas católicas de la Virgen y en la tierra de nuestros antepasados Incas es mas patente aun). Así como las creencias del tantrismo hindu y el budismo tibetano que tuvieron que aceptar a Shakti y Tara para contrapesar a los dioses masculinos. Así el hombre ha ido cambiando nombres pero las verdades esenciales las percibes con el corazón, como lo estás haciendo ahora. Todo el lo mismo..solo que nos hemos dedicado a crearle nombres y aureolas diferentes! Con la consecuencia de la separatividad y la errónea idea que mi creencia es mejor que la tuya (que aun perdura en cierta gente que se dice espiritual). Así ha sido la historia de la humanidad..pero ya estamos llegando al momento en que “el tiempo se acabe” y se acaben estas aberraciones ,pues las vamos a poder ver a la vez en sus tres tiempos….

La Respiracion Kahuna “.Técnica de la Respiración completa

Es una respiración que no es forzada. No es necesario llenar completamente los pulmones. Cuando la aprendas la puedes hacer varias veces al día. Lo ideal es que se vuelve habitual.

1.-Párate o siéntate derecha(o). Inhala por las narinas y llena la parte inferior de los pulmones bajando el diafragma. Así se crea una presión natural sobre los órganos abdominales. Ahora llena la parte media de los pulmones y expande el pecho. Finalmente al terminar esa fase el bajo abdomen se contrae ligeramente. Son tres fases pero en realidad es una sola respiración al inhalar de forma continua y fluida.

2.-Manten la respiración por unos segundos.

3.-Exhala lentamente por la boca. Mantén firme el pecho y contrae el abdomen un poco y lentamente el abdomen hasta que el aire se vaya. Haz la respiración de esta forma rítmicamente y vocaliza la palabra “Ha”

La respiración “Ha”. (Lee esto aquí se da la confusión generalmente)

“Ha” significa 4 en hawaiano. Además es la palabra que pronunciaras al exhalar..”Ha” no lo olvides. Esto te esta indicando que debes hacer la respiración en 4 fases en esta secuencia:

1:1:2

Inhalas en una fase de 1

Mantienes la respiracion en una fase de 1

Exhalas en una fase de 2 (el doble de tiempo..para exhalar las toxinas)

*Una fase de 1 pueden ser 4 o 5 o 6 u 8 segundos ..lo que te dé el organismo sin forzar nada , mientras se energiza tu cuerpo de Mana. Visualiza a la vez que todo el Mana se concentra debajo de tu ombligo en tu Cosqo , Hara o Tantien.Y así sucesivamente 7 o 9 veces o más si deseas. 

Si algo de todo esto no es muy claro o no colma tus expectativas te pido perdón, lo siento. Tratare de ampliarlo , gracias y te amo porque por ti la sabiduría llega a mí de diferentes partes del Universo.

Y acuérdate…SERVIR PARA MERECER es la ley del Universo. Si solo buscas tu propio beneficio en cualquier forma (no solo económica) y no das nada…te estancaras!! Aprende a dar sin calcular…se puede!!

Wipaq Raqoq

El Poder de la Gratitud.

Para activar en tu vida un poderoso motor capaz de llenarte de paz y de alegría, lo mismo que de atraer a ti más de lo que deseas, cultiva la gratitud. Para ello, sigue estos pasos:

Reflexiona. Tómate un momento para reflexionar sobre tu vida y, con total honestidad, determina si tiendes a enfocarte más en el signo de menos, que en la cornucopia de bendiciones que te regaló la vida, solo por haber nacido. Si al leer estas palabras inmediatamente vienen a tu mente todos los motivos por lo que esta frase es una mentira –quizás sientes que tu niñez fue horrible, que tus circunstancias actuales son injustas, etc.– reconoce que tu enfoque no es uno de agradecimiento, sino de insatisfacción. Tú ves el vaso medio vacío, no medio lleno.

Analiza. Aún si es cierto que tienes motivos para sentirte ingrata ante la vida, analiza qué, exactamente, te aporta esta actitud. ¿Te hace sentir más serena, más alegre, más relajada… o todo lo contrario? Ahora responde: ¿crees que con esa actitud vas a atraer más felicidad o más infelicidad a tu vida? Enfócate. Si llegas a la conclusión de que la ingratitud te resta como persona y te impide ser feliz, decide que de ahora en adelante vas a tener una actitud más positiva. Ahora entiendes que esta te permite valorar todo lo bueno que hay en tu vida y que, de otra manera, pasarías por alto. Y entonces es como si no lo tuvieras. Esto es como devolverle a la vida todos los regalos que te dio.

Haz una lista. Toma lápiz y papel y haz una lista de todas tus bendiciones. ¡No pases ni una por alto! Si te cuesta trabajo enumerarlas, enfoca la tarea desde otra perspectiva: haz una lista de todo lo que no desearías perder, como tu salud, tus seres queridos, tu trabajo, etc. Estas cosas te brindan felicidad o alegría, pero tú las das por hecho y, simplemente, porque siempre están ahí, ya no cuentan para ti. Pero… ¿te has puesto a pensar qué pasaría si te faltaran? Retoma el lápiz y sigue anotando.

Practica dar las gracias. Todas las mañanas al despertar da las gracias a Dios, a la vida o al universo por las cosas que enriquecen o alegran tu vida. Menciona por lo menos cinco bendiciones. ¡Nada es demasiado insignificante para mencionarlo! Si te alegra escuchar el canto de los pájaros en la mañana, inclúyelo en tu lista. Y recuerda que hay personas que jamás los han escuchado.

Repite el proceso todas las noches antes de dormir y, si puedes, varias veces durante el transcurso del día. Escucha lo que te dices. Si te tomas el tiempo de dar las gracias, pero el resto del tiempo tu monólogo interior es negativo, estarás saboteando tu progreso.

Cada vez que te sientas frustrado, irritado o de mal humor, detente y repasa qué te has dicho. Desenmascara los pensamientos tóxicos, que te llevan –una vez más– al signo de menos. Actúa como una persona agradecida… y lo serás. Lleva un jornal de gratitud en el que anotes todas las cosas por las que das gracias a la vida. Llama a esa persona para agradecerle el favor; toma nota de todo lo que te provoca una sonrisa o un momento agradable. Mira la lección inherente en cada contratiempo. Y, pase lo que pase, recuerda estos sabios pensamientos: “Muchas veces damos por hecho las cosas por las que debemos estas más agradecidos”.

“Yo mantendría que dar gracias es la forma más elevada del pensamiento; y que la gratitud es la felicidad multiplicada por la capacidad del asombro”. –

G. K. Chesterton

Cuando cedemos nuestro Poder

Por David Topí

Los seres humanos somos bastante cómodos. Nos gusta que nos salven, nos arreglen, nos solucionen los problemas, y nos pongan las cosas en su sitio sin que nosotros movamos un dedo para ello. No lo digo como crítica, es que realmente somos así. En algún lugar de nuestra psique, por la formación, origen y estructura que tenemos, poseemos la tendencia de esperar que todo cambio venga de fuera, sea ejecutado por otros, nos venga como regalado, y todo cambie, para bien por supuesto, por la acción, trabajo y ejecución de los demás. Estoy totalmente de acuerdo sobre que esta faceta nuestra se ha potenciado y usado por las élites para tener el control de las masas, pues, evidentemente, no se puede usar contra nadie algo que no existe en el interior de esa persona, pero, por otro lado, a veces me pregunto cómo podemos llegar a ceder tanto nuestro poder a los demás, yo el primero, y no darnos cuenta de que es la forma más sencilla de perder el control de nuestro destino.

¿Cómo que yo soy responsable de eso?
Cada vez que esperamos que las guerras, crisis, conflictos y demás historias del mundo, o nuestras historias personales, las solucionen otros, principalmente nuestros políticos o personajes en control aparente, estamos dándoles más poder a los que mandan para seguir generando guerras, crisis, conflictos y demás. Tenemos el sistema de vida en la Tierra que tenemos porque cada persona ha contribuido a co-crearlo, y aunque salten todas las alarmas y el ego se revuelva diciendo “¿cómo me acusas de haber podido yo crear tanta miseria, violencia o maldad?”, básicamente la respuesta es muy sencilla, la suma de cada grano de maldad, violencia o miseria que tenemos en nuestro interior, contribuye a la creación de una macro realidad global, que es potenciada, aprovechada y manipulada para mantener la situación en la que vivimos.
 
Tú no eres responsable directo de todo lo que ocurre en el mundo, nada más faltaría, ¿verdad? Sin embargo, todos somos responsables indirectos porque
la realidad física nace a partir de la realidad energética, y la realidad energética se forma por la suma de lo que todos nosotros proyectamos mental y emocionalmente. Es curioso que cueste tanto entender esto, pero sé que cuesta porque hemos creído, durante tantos milenios, que no tenemos ningún poder
personal, que cuando alguien te dice que tú eres responsable de tu realidad y de una porción de la realidad común, lo primero que te viene a la cabeza es rompérsela a la persona que te lo dice con el libro del “El Secreto” en la mano :–), y no tiene sentido alguno para nosotros que cualquiera de las cosas que pasan en el mundo sean consecuencia de los granitos de arena mentales y emocionales que nosotros hemos generado, que han salido de mi cuerpo emocional y mental, los que tengo a 20cm de mi cuerpo físico, ya que nos han repetido mil veces que, en general, somos seres que dependemos de que otros dirijan nuestras vidas para casi todo, porque no nos sabemos dirigirnos a nosotros mismos y, por tanto, no tenemos poder ninguno para generar esas cosas y situaciones que vemos en las noticias cada día.
Es lo mismo de siempre, para cambiar algo ahí fuera, hay que cambiar aquí dentro.
Decía, hace poco, en una sesión de regresión uno de los guías con los que hablamos de vez en cuando que, nuestras elites, vistas desde un punto de vista muy elevado (no el humano, desde luego), son solo almas que no llegan a darse cuenta de que pelear por recursos, por el control, o por un trozo del planeta, no tiene ningún sentido. Al vivir enraizadas en el miedo intrínseco a perder su posición, control y poder, avivan las luchas, conflictos y peleas entre ellos, que se transforman en las guerras, conflictos y otros sucesos de las agendas de cada uno de los bandos que, en este planeta, influenciados por razas de fuera (que se comportan igual, pues su alma, su concepto de la creación y punto de vista de cómo se debe avanzar por la vida es igual de cerrado y obtuso, aunque vengan de otro planeta), dan lugar al caos que se percibe actualmente, especialmente en las líneas temporales o realidad más densas y “negativas” que co-existen actualmente en la Tierra.

Afortunadamente, cada vez somos un poco menos manipulables, o mejor dicho, cada vez somos un poco menos cómodos y pendientes de una salvación, arreglo o solución externa. Es decir, que cada vez más y más personas se dan cuenta que nada cambia “ahí fuera” si uno no cambia “aquí dentro”, aunque aún son minoría en comparación con los 7000 millones de humanos que somos. Sin embargo, esas personas, que ya no esperan que el sistema y el entorno cambie para cambiar ellos, son las que se encuentran con el rumbo fijo y navegando a plena potencia hacia el cambio de nivel evolutivo, y son, y serán, los pioneros que empezarán a transicionar de “curso”, conectados a la línea temporal ideal y positiva, porque habrán dejado atrás la necesidad de que, para que ellos puedan avanzar o evolucionar, o vivir la vida que quieren, otros tengan que hacer cosas, solucionar problemas, arreglar temas pendientes o hacer que mejore la economía o lo que sea.

 
Pero, claro, primero uno tiene que darse cuenta, y esto no es un tema de conocimiento intelectual, sino una constatación personal y profunda, de que esto es así, es decir, no te sirve de nada que yo ahora te lo esté diciendo en este artículo, solo te servirá cuando tú te des cuenta en lo más profundo de tu ser de que, realmente, el mundo de fuera solo depende del mundo de dentro, y nadie más que tu tiene control sobre ese mundo, el interior.

No luchamos contra nada, sino a favor de algo.

Una de las enseñanzas más importantes que he recibido desde que estoy en este camino de intentar crecer y evolucionar como persona y mirar de ver cómo puedo echar un cable mientras tanto, es la de que trabajar en contra de algo no tiene ningún sentido, sino que siempre hay que trabajar a favor de algo.

 
Trabajar en contra del sistema actual no produce resultados, trabajar para montar un sistema alternativo mejor, los produce todos. Poner energías en enfrentarnos a algo que no queremos es mucho menos productivo que poner energías en construir algo nuevo que si deseamos. Buckminster Fuller, diseñador, ingeniero, visionario e inventor estadounidense, dijo una cita que durante mucho tiempo fue mi frase de referencia: “nunca intentes cambiar las cosas luchando contra la realidad
existente. Para cambiar algo, debes construir un nuevo modelo que haga el actual modelo obsoleto.”
 
Al paso que vamos en alguna de las líneas temporales, y posiblemente con la desesperación que tienen muchas personas, llegará un momento en el que, allanado el camino por los medios de comunicación, la manipulación de las mentes de las personas y la generación de sucesos en el planeta usando la energía disponible del potencial creador de los seres humanos, que las masas, quizás, solo en las líneas más negativas, salgan a la calle a exigir por millones que alguien nos salve de tanto horror y caos.
 
Ese momento, si llega, será un punto crítico donde aquellos que desean ser salvados, no tendrán ningún problema en aceptar cualquier solución que nuestras  élites ofrezcan para ello (es la técnica del problema-reacción-solución, busca información en la red al respecto).
Si para ello hay que escenificar que llegan naves extraterrestres para salvar a la humanidad, la gente estará abierta y dispuesta a ello, y subirán por millones, si para ello hay que escenificar y preparar la venida de un segundo mesías, no habrá obstáculos para ello y lo seguirán con los ojos cerrados, si para ello hay que ofrecer un sistema de control abierto y mucho más restrictivo, porque así será más segura la vida, la gente lo aceptará sin rechistar. Porque la idea es seguir intentando generar más miedo, y seguir potenciando la idea de que el cambio viene de fuera, y no de dentro, sean naves extraterrestres, salvadores y mesías, o nuevos sistemas de “gestión” para todos.
De todas formas, tampoco hay que preocuparse, esto que os cuento son solo sucesos hipotéticos en líneas temporales de frecuencia muy baja, ninguno de los que estamos leyendo este blog estaremos enganchados a ellas, al menos ese es el objetivo. Pero es una realidad que quizás se pueda manifestar
en algún lado, porque nos siguen diciendo que no tenemos control sobre nuestro destino, y nosotros nos lo seguimos creyendo. No hay nada que el ser humano no pueda co-crear cuando tiene claro el poder que tiene. Que no nos preocupe salvar el mundo, sino ejecutar cambios en nuestro interior para hacernos con el control del mismo, de nuestro mundo particular y real. La sociedad no se cambia
por la acción externa de los que la gobiernan, sino por la acción interna y particular de cada persona. Millones de cambios personales producen cambios globales, y es la única forma en la que las cosas funcionan y evolucionan.
David Topí

La Respiración por los chakras

LA RESPIRACIÓN POR LOS CHAKRAS

A través de la respiración estás unido a todo cuanto te rodea, todos los hombres, animales y plantas respiramos el mismo aire, y tú inspiras lo que ellos han espirado, y viceversa. Pero la respiración no sólo nos une con todo hacia el exterior; también hacia el interior establece un contacto y un intercambio constantes. Nuestra respiración penetra hasta la más minúscula célula, aportando fuerza vital a nuestro cuerpo.


Del sánscrito conocemos la palabra «prana», que en nuestro idioma podemos traducir como respiración, aliento vital, o energía cósmica o universal. Estas diferentes traducciones describen los distintos planos del aire que respiramos. Efectivamente, mediante la respiración nos unimos con esa fuerza vital y energética que todo lo penetra, sin que en último término exista ninguna creación en la forma que conocemos. Aquí somos conscientes de las dimensiones de nuestra respiración, que representa algo tan universalmente grande y, sin embargo, tan cotidiano.


Así que no debe seguir extrañándonos que casi todas las tradiciones espirituales notablemente evolucionadas concedan a la respiración tan alto valor y que hayan desarrollado multitud de técnicas respiratorias especiales para favorecer la conciencia. En las culturas orientales, la respiración siempre ha sido algo más que un mero «captar aire». Aun cuando, en apariencia, en todo el mundo la sustancia que respira el hombre sea fundamentalmente la misma, la conciencia que acompaña a la inspiración de dicho aire es un factor decisivo.


La respiración consciente y realizada de forma concreta aumenta a todas luces el efecto curativo y armonizador de la energía vital contenida en el aire que respiramos; podríamos decir, incluso, que mediante la conciencia exploramos y podemos hacer aprovechables determinadas frecuencias energéticas del aire que respiramos. De modo que se han desarrollado técnicas respiratorias especiales, que merecen gran estima en casi todos los círculos espirituales y conscientes del valor de la salud.


Si dirigimos nuestra conciencia a nuestra respiración, podemos provocar un efecto enormemente positivo. Asimismo, la influencia sobre los chakras a través de la respiración cuenta con una tradición muy dilatada, por lo cual es comprensible que también en este campo se hayan desarrollado multitud de técnicas especiales. Aquí vamos a describir para ti un método de respiración por los chakras sencillo y fácil de poner en práctica, pero a la vez altamente eficaz, y que cualquiera puede practicar por sí solo en casa.


Para ello, debemos sentarnos en una posición cómoda, con la espalda recta, o tumbarnos horizontalmente de espaldas. Al cabo de unos instantes de silencio inspiramos y espiramos pausada y regularmente, preferentemente por la nariz. Al mismo tiempo nos imaginamos que, al inspirar y espirar, el aire pasa por nuestros chakras y vuelve a salir pasando por ellos. Comenzamos con el chakra radical: nos concentramos en este chakra y mentalmente inspiramos y espiramos suavemente y sin prisas a través de él.


Dejamos que el prana vivificador fluya plácidamente a nuestro interior, y que después fluya al exterior con la misma placidez. Este ejercicio dura aproximadamente entre 3 y 5 minutos, y después pasamos al siguiente centro, al chakra sacro, respirando de igual forma. Proseguimos así con la respiración por los chakras, dejando transcurrir entre 3 y 5 minutos en cada chakra hasta que alcancemos el centro de la coronilla. Lo importante es que nuestra conciencia permanezca siempre en el lugar adecuado: es decir, siempre en el chakra para el que respiramos.


Casi todas las personas que han realizado una vez este sencillo ejercicio se sienten después llenas de energía y, al mismo tiempo, armonizados y equilibrados. Algunos incluso llegan a emocionarse por el convincente efecto que tiene este sencillo ejercicio, y más de una vez se han oído comentarios como éstos: «Me siento como si hubiera vuelto a nacer», «Soy un hombre nuevo», o «Me siento verdaderamente rejuvenecido». Algunos practicantes tuvieron la sensación de estar finalmente en el centro de sí mismos; otros, simplemente, se sintieron tranquilos y relajados.


¡Es realmente maravilloso todo lo que puede aportar este sencillo ejercicio! Aquí alcanzamos, efectivamente, una fuente de alegría, de paz, de fuerza y de amor. Ésta es una terapia muy efectiva, sobre todo para las personas con depresiones o que se sienten faltos de energía y vacíos. Con la respiración por los chakras recargamos nuestro sistema energético con fuerzas ordenadas.


Otra posibilidad es la que ofrece la combinación de la respiración por los chakras y las vibraciones de las piedras preciosas, los aromas, los sonidos y los colores. Al mismo tiempo que utilizas estos medios, respiras complementariamente sus energías y las introduces en los chakras.


Además, existe la posibilidad de la respiración dinámica por los chakras. En esta variante se inspira y espira vigorosamente y con ritmo rápido, imaginándose que la respiración se efectúa a través de los chakras. Esta técnica de respiración también se conoce como «chakra-breathing», Podríamos decir que este método extremadamente vigoroso de respiración despierta en nosotros un «fuego» enorme. Sin embargo, el trabajo que se lleva a cabo es realmente auténtico. Para algunos es el camino absoluto para purificar y activar los chakras; a otros no les entusiasmó mucho. También en este caso debes seguir tu voz interior, que siempre te muestra lo que es bueno para ti mismo.


WOODCARVER – 08-IV-14 –