Relación de la Conciencia y los Estados del Ser. Conversación con Sri Bhagavan Ramana

 

 
P.-¿Cómo obtener la liberación?
R.-La liberación es nuestra naturaleza misma. Nosotros somos eso. El hecho mismo de que deseemos la liberación muestra que la libertad de toda esclavitud, es nuestra naturaleza real.
No tiene que adquirirse como algo nuevo. Todo lo que necesita es deshacerse de la falsa noción de que somos limitados. Cuando logramos eso, no hay ningún deseo o pensamiento de ningún tipo. Mientras uno desea la liberación, mientras usted quiere atraparla, uno está en la esclavitud.
P.-¿Cómo se presenta la conciencia en los tres estados?
R.-Cuando usted dice “he tenido un sueño; dormí profundamente; estoy despierto”, usted debe admitir que usted ha estado presente en los tres estados. Eso deja totalmente claro que usted ha estado presente todo el tiempo. Si permanece como usted está ahora, en el estado de vigilia; éste deviene oculto en el estado de sueño con sueños; y el estado de sueño con sueños desaparece cuando usted está en el sueño profundo.
Usted ha estado presente entonces, usted está presente ahora, y usted está presente en todos los tiempos. Los tres estados vienen y van,pero usted está siempre presente. Es como un cine. La pantalla está siempre presente pero la multitud de los tipos de imágenes aparecen sobre la pantalla y después desaparecen.
Nada se pega a la pantalla,ella sigue siendo una pantalla. Similarmente, usted sigue siendo su propio Sí mismo en los tres estados. Si usted conoce eso, los tres estados no le perturbarán, lo mismo que las imágenes que aparecen sobre la pantalla no se pegan a ella.
Sobre la pantalla usted ve un imponente océano con enormes olas sin fin; después desaparece. En otra ocasión usted ve un fuego devastador creciendo todo alrededor, después también desaparece. La pantalla está presente en ambas ocasiones: ¿se ha mojado la pantalla con el agua o se ha quemado con el fuego?. Nada ha afectado a la pantalla. De la misma manera, las cosas que acontecen durante los estados de vigilia, sueño con sueños y de sueño profundo no le afectan a usted en absoluto; usted permanece su propio Sí mismo.
P.-¿Significa eso que, aunque las gentes tienen los tres estados, vigilia, sueño con sueños y sueño profundo, éstos no les afectan?
R.-Si, así es. Estos estados vienen y van, El Sí mismo no es tocado; tiene sólo un único estado.
P.-¿Significa eso que estamos en este mundo meramente como presenciadores?
R.-Así es; para esta misma cuestión, Vidyaranya ,en el décimo capitulo del Panchadasi, da como ejemplo la luz que ilumina el escenario de un teatro. Cuando se está representando el drama, la luz presente, a cual ilumina, sin ninguna distinción, a todos los actores, bien sean reyes o siervos o danzarines, y también a toda la audiencia. Esa luz está presente antes de que comience el drama, durante la representación y también después de que la representación ha terminado.
Similarmente, la luz de dentro, es decir, el Sí mismo, da luz al ego, al intelecto a la memoria y a la mente, sin estar él mismo sujeto al proceso del crecimiento y del declive. Aunque durante el sueño profundo y en otros estados no hay ninguna sensación del ego, ese Sí mismo permanece sin atributos, y continua brillando por Sí mismo.
En realidad, la idea de que el Sí mismo está siendo el presenciador, está sólo en la mente; no es la verdad absoluta del Sí mismo. Presenciar es relativo a los objetos presenciados.Tanto el presenciador como su objeto son creaciones mentales.
P.-¿Cómo son los tres estados de conciencia inferiores en grado de realidad al cuarto (Turiya),¿Cual es la relación entre estos tres estados y el cuarto?
R.-Hay solo un único estado, el de conciencia o existencia. Los tres estados de vigilia, sueño y sueño profundo, no son reales. Simplemente vienen y van. Lo real existirá siempre. Sólo el “yo” o existencia que persiste en los tres estados es real.
Como no son reales no se puede decir que tengan tal o cual grado de realidad.La existencia o conciencia es la única realidad.
La conciencia más la vigilia lo llamamos vigilia.La conciencia más el sueño profundo lo llamamos sueño profundo.La conciencia más el sueño con sueños, lo llamamos sueño con sueños.
La conciencia es la pantalla sobre la cual todas las imágenes vienen y van.La pantalla es real, las imágenes son sombras sobre ella.Debido a que, por causa de un largo hábito nosotros hemos estado considerando estos tres estados como reales,llamamos al estado de conciencia el cuarto.No hay sin embargo ningún cuarto estado,sino solo un único estado.
No hay ninguna diferencia entre el estado de sueño con sueños y el estado de vigilia,excepto que el sueño es corto y la vigilia larga.Ambos son el resultado de la mente.
Debido a que el estado de vigilia es largo. nosotros,nosotros imaginamos que es nuestro estado real.Pero de hecho, nuestro estado real es turiya o el cuarto estado, que es siempre como es y no sabe nada de los tres estados aparentes.
P.-¿Pero porqué estos tres estados deben venir e ir sobre el estado real o la pantalla del Sí mismo?
R.-¿Quién hace esta pregunta?
¿Dice el Sí mismo que estos estados vienen y van?
Es el veedor quien dice que estos estados vienen y van. El veedor y lo visto constituyen la mente..Entonces la mente se sumerge en el Sí mismo, y no hay ni el veedor ni lo visto. Así pues, la respuesta real a su pregunta es, “Ellos no vienen ni van”. Sólo el Sí mismo permanece lo que siempre es. Los tres estados deben su existencia a la no -indagación y la indagación les pone fin.
P.-¿Cual es la diferencia entre la mente y el Sí mismo?
R.-No hay ninguna diferencia. La mente vuelta hacia adentro es el Sí mismo; vuelta hacia afuera, deviene el ego y la totalidad del mundo. El algodón convertido en diferentes vestidos lo llamamos por diferentes nombres. El oro convertido en diferentes ornamentos, lo llamamos por diferentes nombres. Pero todos los vestidos son algodón y todos los ornamentos son oro. El uno es real, los muchos son nombres y formas.
Pero la mente no existe aparte del Sí mismo, es decir, no tiene ninguna existencia independiente.El Si mismo existe sin la mente , la mente jamás sin el Sí mismo.
P.-¿Cuanto tiempo lleva alcanzar la liberación (mukti)?
R.-La liberación no es algo que hay que obtener en el futuro. Está aquí siempre,aquí y ahora.
La experiencia está aquí y ahora. Uno no puede negar su propio Si mismo.
El sentimiento “yo soy el cuerpo” es el error.Este falso sentido de “yo” debe partir.El Si mismo real está siempre. Está aquí y ahora.El cuerpo aparece en el estado de vigilia pero desaparece en el estado de sueño profundo.Por lo tanto el cuerpo se perderá.
No hay nadie que no diga “yo soy”.El conocimiento erróneo de “yo soy el cuerpo” es la causa de todo el sufrimiento.
Este conocimiento erróneo debe partir.
Eso es realización.La realización no es la adquisición de algo nuevo ni tampoco es una nueva facultad.Es solamente la retirada de todo camuflaje.”Sea usted como es” .
Sri Bhagavan Ramana (Fragmento) .
Anuncios

Las parejas de la nueva vibración

Nuevas ideas, nuevas perspectivas marcan el nacimiento de un nuevo sentido en las relaciones de pareja.

Actualmente hay muchas rupturas por vibraciones distintas entre ambas partes, problemas personales, etc. También ahora ocurre que hay quien despierta a la realidad actual y deja de aguantar con las situaciones que llevan arrastrando desde hace tiempo.

Las nuevas parejas conectadas a la nueva vibración, son parejas muy especiales con una consciencia de luz y amor, y conscientes de la renovación cada día de su conquista-enamoramiento a la pareja, siendo así cada día una nueva experiencia llena de ilusión, felicidad, amor y consciencia.

Parejas conectadas álmicamente, luego la atracción predominante no es física ni pasional, sino espiritual, y por lo tanto la atracción y felicidad es muy duradera.

Una pareja más holística, que comparten físicamente, sentimentalmente, intelectualmente y además espiritualmente, siendo ésta última la cualidad más destacada e importante.

Este nuevo enfoque del amor es una vía para crecer, evolucionar, expandir la conciencia y alcanzar la divinidad a través de esta experiencia.

Hay que saber estar con uno mismo, pero sin sentir soledad, sino todo lo contrario, sintiéndote feliz por dedicarte tiempo, conectando con tu interior, con tu paz, autodescubriéndote. Es elegir cada día estar contigo.

Mientras tanto y hasta que llegue a ti la persona que te corresponde, debes de trabajarte personalmente para elevar tu vibración y así el universo te pondrá a esa persona delante de ti, incluso puede que esa persona ya haya pasado antes por tu vida pero que no la hayas visto con la claridad de ahora, y es porque este es el momento y porque te has dado el tiempo suficiente.

Sin embargo si durante este tiempo de espera te entretienes con pequeñas distracciones, vas de acá para allá hasta que llegue el gran amor, pues al estar tu sistema de información ocupado energéticamente por alguien, aunque sea algo esporádico, pues la llegada de ese gran amor se retrasa, y si son muchas veces las que haces esto, puede que ese gran amor no llegue jamás.

Lo mismo ocurre si esa persona ya está en tu vida pero no terminas de sentirla o tenerlo claro, pues esto muchas veces se da porque el sistema informático de la persona está saturado o con una información de baja vibración o desfasada y que no se ajusta a la actual.

Incluso estas pequeñas distracciones el universo lo interpreta como que has bajado el listón de ese gran amor a conformarte con menos, lo que te traerá cada vez personas de menor vibración y que también hará bajar la tuya, es como un bloqueo que te haces tu mismo al dejarte llevar por las pasiones o falsa felicidad, y digo falsa porque al no partir del corazón tiene los días contados.

Antes los vínculos de pareja eran por necesidad, y ahora son vínculos para complementar y compartir. Antes eran seres incompletos y se movían desde la carencia, y ahora son completos y por eso pueden compartir.

Primero debe de ser feliz uno mismo, para después poder compartir. Las nuevas parejas están unidas, pero sin perder la libertad. Dos seres completamente entregados viviendo el amor y que unen sus almas en armonía, plenitud, pasión, sencillez, dulzura, y admiración, sin importarles los demás, sin bloqueos, ni trabas, etc.

Un amor libre, sin tener que guardar las formas ni normas establecidas, un amor libre actuando espontáneamente como los niños.

Cuando dos almas se encuentran, este puede considerarse un momento sagrado, y es vivir el tiempo en el no tiempo, en el que cada día aparece de forma natural y espontánea la reconquista de la pareja, disfrutando así de una relación y una vida plena

 
https://elcuencodebaubo.wordpress.com

EL SER UNO – LOS 12 SENTIDOS DEL SER HUMANO

El Ser-Humano tiene:
 
Cinco Sentidos Externos: Vista, oído, olfato, tacto y gusto.
Siete Sentidos Internos: Percepción, Adivinación, intuición, Sensibilidad, Precognición, Imaginación Sensible y Clarividencia.
 
PERCEPCIÓN: La percepción es un proceso nervioso superior que permite al organismo, a través de los sentidos, recibir, elaborar e interpretar la información proveniente de su entorno y de uno mismo. La percepción obedece a los estímulos cerebrales logrados a través de los 5 sentidos, vista, olfato, tacto, auditivo, gusto, los cuales dan una realidad física del medio ambiente. Proveen la única realidad conocida del tacto, las suposiciones deberán estar basadas en observaciones, u otro sensor, de tal forma de llegar a conclusiones igualmente válidas, extrapolando así los alcances de la realidad sensorial. Por este motivo tenemos que mejorar el contenido.
 
ADIVINACIÓN: La videncia o adivinación es una hipotética habilidad de quienes afirman poder predecir hechos venideros por sí mismos o mediante el uso de sortilegios. Históricamente esta habilidad ha sido compensada por algún tipo de retribución económica aunque hay quienes dicen practicarla sin ánimo de lucro. Videncia o clarividencia, también llamada adivinación es la presunta cualidad que poseerían. La capacidad atribuida de adivinar el futuro es una creencia que se pierde en la noche de los tiempos indudablemente asociada a la ansiedad que siente el ser humano por su futuro y por lo impredecible. Abierta o clandestinamente, está presente en todas las sociedades y culturas sin excepción alguna, desde el neolítico hasta nuestros días y a pesar del triunfo del empirismo científico como única visión cosmológica dominante.
 
INTUICIÓN: La intuición es un concepto básico de la Teoría del conocimiento y aplicado en la epistemología que se describe como aquel conocimiento que es directo e inmediato, sin intervención de la deducción o del razonamiento, siendo habitualmente considerado como evidente. La palabra “intuición” viene del latín “Intueri”, que se traduce más o menos como “mirar hacia dentro” o “contemplar”. Tradicionalmente, y de forma vulgar se piensa que es así: que la percepción sensible ofrece un conocimiento intuitivo de la realidad. De la misma forma se piensa que el entendimiento tenía una “intuición intelectual” capaz de conocer la esencia de las cosas y sus diversas formas mediante los conceptos.
 
SENSIBILIDAD: Capacidad para percibir sensaciones a través de los sentidos: a causa del accidente ha perdido la sensibilidad en las piernas. Tendencia a dejarse llevar por los sentimientos de compasión y amor. Capacidad de respuesta a ciertos estímulos que tienen ciertos aparatos científicos muy eficaces: este termómetro tiene una gran sensibilidad y es capaz de registrar cambios de temperatura muy leves. Tendencia del ser humano a apreciar lo bello. Fuente de conocimiento basada en la experiencia de lo sensible.   Capacidad que tiene una película fotográfica para ser impresionada por la luz. 
 
PRECOGNICIÓN: También conocida como “premonición” es la supuesta capacidad de conocer hechos con anterioridad a su acontecimiento e independencia de su situación especial que no pueden ser deducidos a partir de información adquirida en el presente mediante los sentidos. Comúnmente la precognición está asociada a capacidades paranormales y entra dentro de la categoría de fenómenos Psi Gamma. Algunos de los que apoyan la existencia de la precognición mantienen que la mayoría de las veces la precognición que experimenta el individuo no obedece a su voluntad y ocurre de una forma inesperada y espontánea. A nivel místico se asocia a una habilidad espiritual.
 
IMAGINACIÓN SENSIBLE: Consiste en provocar a través de los distintos sentidos estas imágenes sensibles o sensaciones virtuales: en casi-sentir, ‘sentir como’, movilizar nuestro cuerpo real en un plano virtual, imaginario, de sentido y pensamiento (el mundo de una novela, la imagen de un poema, el ‘tempo’ de una película, o una obra musical, el universo colorido de tal o cual pintor, etcétera). 
 
CLARIVIDENCIA: La clarividencia es una hipotética capacidad de percepción extrasensorial que permitiría a algunas personas recibir información de acontecimientos futuros (sin el auxilio de medios técnicos). No existe ninguna evidencia científica de que tal capacidad exista, sólo existen testimonios de personas que se adjudican a sí mismas esta capacidad. Los actos de clarividencia declarados contradicen abiertamente a las leyes físicas para una percepción basada en medios físicos conocidos. Esta percepción se caracterizaría por captar fenómenos que quedan fuera del alcance de los sentidos y de adivinar hechos futuros u ocurridos en otros lugares. La telepatía no se incluye en este tipo de percepciones. A diferencia de esta última, la clarividencia explícitamente implicaría la “visión de imágenes” reales físicas, de la mente (memoria) de otro individuo, de entidades mitológicas o desconocidas por la ciencia actual y no el hecho de captar conceptos abstractos de otra mente.
 
Cuando el ser despierta su consciencia, comienza a trabajar su vida a través de los 12 sentidos, los cuales lo ayudarán en la trascendencia de su Alma y en la formación de su Espíritu…
 
Texto: EL SER UNO V – Los Interanos – La Ciudad de Cristal.
 

Pensamiento de un Chamán, por Chamalú

chaman

 

¡ME DECLARO VIVO!

Saboreo cada acto.

Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que a pesar de mi aprendida buena educación siempre había alguien difamándome. Hoy  agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario, desde entonces me atreví a ser como soy.

He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: católicos, religiosos pecando y asistiendo a misa puntualmente, pregonando lo que no son, personas que devoran al prójimo con su lengua, exhibiendo su enorme  intolerancia, médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen con familia o amigos los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.

El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo. “La montaña es mi punto de referencia, ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando sin detenerme”  Soy guerrero: mi espada es el AMOR, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad.

Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción. Prefiero la imaginación a lo indio, es decir con inocencia incluida.

Quizás solamente teníamos que ser humanos.

El que tú no veas los átomos, no significa que no existan.Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos.

Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos, sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz.

En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio.

Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo soy un enamorado de la vida.

El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles.

La gente feliz no es rentable, pues con lucidez no hay necesidades innecesarias.

No es suficiente querer despertar, sino despertar.

La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado.

Recuerda que el deseo de hacerlo bien será una interferencia. Es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto.

La meta no existe, el camino y la meta son lo mismo. No tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente.

No, no te resistas, ríndete a la vida. Quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, encarna las utopías y lo imposible se pone a disposición.

La mejor manera de ser feliz es: ‘ser feliz’. Reconstruye tu raíz y saborea la vida.

Somos como peces de mares profundos, si salimos a la superficie reventamos.

La frivolidad y la intrascendencia condenan la vida a la muerte.

Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos. Pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.

El corazón está en emergencia por falta de amor. Hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella.

Nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz.

Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros

Mas no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.

La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez. Amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones.

El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica.

La gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad.

La gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa.

La gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incómoda y el amor le inspira desconfianza.

Hay cosas que son muy razonables, objetivas y… sin embargo ¡ apestan !

Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.

Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.

Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz sólo lo que puedas , y fundamentalmente celebra lo que tengas . Cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual . La noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo.

 LA VIDA ES UN CANTO A LA BELLEZA

 

 

 

El Miedo

EL MIEDO

 

El miedo, como contrapunto de la felicidad, bloquea la plenitud de la existencia del ser humano. Su raíz se da en la lucha constante entre la luz y las tinieblas en la vida personal de cada uno. El miedo y la angustia son connaturales a la existencia humana y causa de un proceso de inseguridad, que lleva a la timidez, al temor y un conjunto de complejos que limitan al hombre quitándole el sentido de la vida y del futuro.

En la sociedad actual, la crisis de valores trascendentes ha llevado al hombre a reemplazarlos por valores contingentes, poniendo su confianza en la ciencia y la tecnología. Esto ha tenido como consecuencia un verdadero paroxismo por conseguir un mejor status social, seguridad económica, reconocimiento, estimación, poder, etc., produciendo una crisis íntima en el hombre que ha perdido su centro en Dios, reemplazándolo por ídolos que no lo satisfacen sino que lo conducen a una gran desdicha humana.

Sin embargo, el miedo tiene una función: nos señala la dirección del crecimiento. Nos hace ver las fronteras, el territorio no conquistado de nosotros mismos. Conquistamos esos terrenos oscuros dentro de uno, lo que nos hace crecer, no sólo a nosotros sino también a los demás. Poco a poco vamos conquistando el reino del amor, la esperanza, la plenitud, la intuición de felicidad, que son la cara opuesta del miedo, la angustia y la tristeza.

¿Cómo descubrimos nuestros miedos? Muchos de ellos los conocemos muy bien, pero otros son inconscientes. Estos últimos se nos revelan en los sueños, sobre todo en aquellos sueños repetitivos que nos están indicando que hay algo en nosotros que nos hace daño y hay que arreglar. Debemos recordar que la emoción negativa del miedo se graba incluso en el cuerpo. Hay una dimensión corporal, somática: el miedo se fija en cada célula del cuerpo.

Si enumeráramos las diferentes clases de miedos no terminaríamos fácilmente; nombraremos sólo algunos: miedo a la muerte, al dolor, a la soledad, al rechazo, al sufrimiento, al futuro, a la incomprensión, al castigo, a lo desconocido, a las restricciones, a la escasez, etc. Lo importante es conocer cuáles son nuestros miedos y liberarnos de ellos para lograr en plenitud el proyecto divino en cada uno de nosotros.

Según el padre Juan de Castro – psicólogo y sacerdote – es necesario distinguir entre miedo y angustia: «Lo primero es una reacción defensiva de tipo psico-afectivo, frente a una situación que se capta como amenazante. Pareciera que miedo y angustia fueran la misma reacción, pero no es así. El miedo tiene un objeto preciso, en cambio la angustia es difusa, es más bien una reacción que se queda en lo interno».

«El temor, espanto, pavor, terror, pertenecen más bien al miedo; la inquietud, la ansiedad, la melancolía, más bien a la angustia. El primero lleva hacia lo conocido, la segunda hacia lo desconocido.»

Pero, a diferencia de lo que muchos puedan pensar, el miedo es también positivo, Frente a hechos reales que en sí son amenazantes, el hombre debe defender su propia integridad física o psicológica, y es el miedo el que gatilla la acción.

Incluso la angustia es un mecanismo que el hombre tiene para no deshumanizarse, Según Freud, el «yo» segrega la angustia ante el conflicto en forma inconsciente, y es el conflicto a su vez, el que hace crecer al ser humano. Esta reacción es una especie de luz roja que se enciende ante el peligro de deshumanización, en el que el hombre no enfrentaría los conflictos.

Respecto a los fundamentos psicológicos del miedo, el Dr. Peña y Lillo considera cuatro actitudes erróneas responsables de la mayoría de los sufrimientos que esclavizan al ser humano. Estas cuatro actitudes básicas serían:

1.- Anticipación imaginaria
2.- Contaminación del presente por el pasado
3.- Resistencia al sufrimiento
4.- El deseo y la ambición.

En relación a la anticipación imaginaria, el Dr. Peña y Lillo dice: «El miedo es el producto y fruto de la imaginación, esa maestra de falsedad que – a juicio de Pascal – ha creado una segunda naturaleza. Los temores del hombre, en rigor, no se encuentran en el presente sino en la anticipación fantástica de lo por venir, único horizonte donde es posible la experiencia de riesgo y amenaza.» Sufrimos así inútilmente lo que, según nuestra imaginación, sucederá en nuestro futuro próximo o remoto, gastando tal cantidad de energías en nuestras preocupaciones que no tenemos fuerzas para vivir creativamente el presente.

Nuestro segundo gran mal es ser arrastrados constantemente por el flujo de nuestra consciencia a vivir en el pasado, perdiéndonos lo único que realmente tenemos: el presente. No vivimos el Aquí y Ahora por sumergirnos en un pasado generalmente poblado de hechos vividos que aún nos tienen atados emocionalmente, con sus culpas, resentimientos, frustraciones, etc, Esta contaminación posibilita el temor de que tales hechos vuelvan a suceder y nos hace desconfiados e infelices en el presente. «Nunca nos atenemos al presente – ha dicho Pascal – sino que recordamos el pasado y anticipamos el porvenir. Vivimos en tiempos que no son los nuestros y no estamos disponibles para ser felices, Por eso, inevitablemente, no lo somos.»

Los recuerdos exagerados del pasado o hipermnesia – donde la memoria es excesiva o exagerada – son fuentes de angustias y temores que pueden derivar en neurosis. La memoria emocional juega aquí un papel predominante. Quedamos ligados emocionalmente a los hechos del pasado , lo que nos impide vivir el sentido actual de la vida.

Esta emoción negativa que produce tanto daño es aprendida tal como son las otras. Todo hecho vivido con angustia queda registrado dentro de nosotros y se activa como un toque de alarma en cada situación que
se le asemeja. No es la nueva situación la que nos llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones que hemos vivido anteriormente y que no hemos podido resolver. De ahí la necesidad de estar alertas para observar claramente el origen de nuestros miedos. Si llegamos a su raíz, nos liberamos de ser sus esclavos y tendremos libertad para ser felices como Dios quiere que seamos.

La resistencia al sufrimiento es el tercer fundamento psicológico del miedo, Generalmente pensamos que la desdicha o felicidad dependen de lo penoso o afortunado que sea un acontecimiento. Pero como dice el Dr. Peña y Lillo – «… en estricto rigor, ni el gozo ni la tristeza existen en la naturaleza, sino sólo en la consciencia del hombre y surgen, en última instancia, de la propia actitud con que se enfrenta la vida, En cierto modo, los hechos son neutros o, al menos, no necesariamente gratos o dolorosos, y somos nosotros mismos los que les damos un significado.»

Esto nos recuerda al emperador y filósofo romano, Marco Aurelio, quien apunta en el mismo sentido diciendo: «Si algo exterior te atormenta, observa que no es la causa externa lo que motiva tu tormento, sino la manera que tienes de considerarla. Manera que puedes cambiar en cuanto te lo propongas, con lo que cesará tu tormento.

 

(Envía Sonia Betancourt)

Fuente: Buscadores de la Luz

Todos somos parte del mismo Espíritu

 

Estamos aquí, anhelantes de la luz que llevamos dentro. Esperando leer lo que debemos escribir.

Añorando  la compañía que debemos ofrecer.

Aguardando por el beso que nos corresponde dar.

Esperando ver lo que debemos crear…

Todos somos parte del mismo Espíritu. Y sin embargo debemos tomar nuestro lugar en el mundo. Tú debes tomar tu lugar en el mundo. El lugar que tu corazón sabe que debe ocupar, hacer las cosas que tu corazón sabe que tiene que hacer, independientemente de la ubicación geográfica en la que se encuentre tu cuerpo. Porque estés donde estés Tú eres el centro del universo. Y el corazón de Dios late en tu pecho.

Toma tu lugar en el mundo. Hay un regalo que sólo tú puedes ofrendar. Una mirada que sólo tú puedes reproducir. Tienes una misión que cumplir. Y esta misión está presente en cada parte de tu Ser, como lo están las huellas digitales en tus dedos y los ojos en tu rostro. No necesitas leerla o interpretarla. Necesitas vivirla. Porque tu misión más allá de ser algo que sientes en tu corazón, ES tu corazón mismo.

¿No estás seguro de cuál pueda ser tu misión? Mi amigo. Mi amiga. Debemos tener una conversación. Ojalá lo que yo diga pueda ayudarte a darte cuenta de que en realidad Sí sabes cual es tu misión. Que siempre ha estado ahí.

El ave en su nido tiene muchísimas dudas acerca de si podrá volar. Duda de que sus alas sean lo suficientemente fuertes como para sostener su peso en el aire. Duda de que se abrirán a tiempo, antes de que su cuerpo colapse en el suelo. Puede incluso dudar de las motivaciones de su madre para alentarlo a volar. Duda de la voluntad de Dios que determinó que le correspondía precisamente a él volar. Volar ese día. Volar desde ése árbol. Volar de la forma en que quiere volar. Volar a donde él quiere volar. Puede dudar y temer todo lo que quiera. Pero no puede dejar de pensar en volar. En torno a volar giran sus intereses y capacidades, sus gustos y disgustos.

Una pantera está hecha para cazar. Puede fracasar en hacerlo algunas veces. Puede sufrir durante el aprendizaje. Puede pasar hambre de vez en cuando. Puede pensar que cazar está en contraposición con las recomendaciones de los profetas de los hombres quienes recomiendan no matar. Pero eso no cambia el hecho de que todo su ser la impulsa a cazar. Y en su caza no hay crueldad. Sólo hay acción. Sólo hay cumplimiento impecable de la manifestación que el Creador decidió imprimir en ella.

Y sabes cual es tu labor en el mundo. Y tu labor específica en múltiples circunstancias. El padre y la madre de un nuevo bebé tienen dudas de su habilidad para educar al niño. Tienen dudas de su capacidad para proporcionarle todo lo necesario; económica, afectiva y socialmente. Tienen miedo de ser criticados por otros padres. Pero cuando tienen a su bebé en brazos saben qué es exactamente lo que tienen que hacer; sienten que despiertan dentro de ellos las cualidades necesarias para cumplir con esa labor.

“Saben” lo que tienen que hacer y “tienen” lo necesario en su interior para hacerlo. Ni siquiera les importa que a través del tiempo los factores externos puedan cambiar; ellos tienen algo que hacer. No importa el miedo; tienen miedo porque aman con todo el corazón lo que está en juego. Esto recuérdalo bien: “tienen miedo porque aman con todo el corazón lo que está en juego”.

Cuando amamos el miedo a dañar lo amado es parte del juego. Superar el miedo y amar sin dañar es la victoria en el juego. “Vencer el miedo” y no “esperar a que no haya miedo” es lo que podemos y debemos hacer. La vida nos da los hijos en los brazos y es posible que nuestros hijos nos den a la muerte en los suyos. Pero no importa. Créeme que no. Sonríe de nuevo, porque hiciste tu labor.

De forma que en tu interior hay algo esperando manifestarse. Algo cósmico. Algo importantísimo. Algo sublime. Algo que llenará tu corazón por completo.

Los ejemplos que expuse arriba fueron sólo para llamar tu atención hacia el hecho de que el anhelo de ver algo en el mundo que no es visible todavía, o incluso el odio a cierta cosa que ves y que te gustaría dejar de ver son ambas cosas señales ineludibles de que hay una misión para ti.

Sea que te hayas dado cuenta en este momento de que eso en torno a lo cual giran todos tus pensamientos y tus acciones es tu misión, o sea que lo hayas sabido desde siempre. Atesora este momento. Atesora tu misión. Atesórate tú. Atesórate porque el mundo te atesoró en el momento en que decidió dar todo lo necesario a tu vida para que pudieras manifestarte.

Actúa. Eso que tu corazón pugna por manifestar: manifiéstalo. Eso que quieres ver hecho en el mundo: hazlo. Eso que esperas recibir para ser feliz: dalo.

Tú lo sabes. Eso que te hace sentir maravilloso y que es tan sublime para ti, que al ver la materialidad que te rodea te preguntas si será posible. Pero ignorarlo no sirve de nada. Y permanece como una estrella guía o un susurro en tus ratos de silencio recordándote que está a tu alcance si haces tu labor.

Y no te preocupes por pensar que los demás no lo van a entender. O incluso por pensar que les va a disgustar.

Si el sol no alumbra la noche porque ha tenido suficiente con alumbrar el día, no ha cometido ninguna falta.

Si la luna no sirve de guía al girasol porque acompañó durante toda la noche al marinero, no ha cometido ninguna falta.

Del mismo modo si tú no haces aquellos que la sociedad quiere que hagas, no has cometido una falta. Pero si no haces lo que tu corazón te llama a hacer, no sólo has cometido una falta, sino un grave sacrilegio hacia tu principal deber. Porque si no manifiestas lo que sólo tú puedes manifestar, daría lo mismo que no estuvieras aquí.

No me niegues el alimento que tienes. Dame de beber. No se lo niegues al mundo. No te lo niegues tú.

Te esperan cosas maravillosas. Tu suprema satisfacción y tu propio respeto para empezar. Conocimiento de ti mismo. Conocimiento y realización de lo que muchos llamamos Dios. Recursos materiales. Amistades que no hubieras conocido de otra forma. Tocar corazones a distancia, y dejar que toquen el tuyo…y saber más allá de toda duda que tu vida está valiendo la pena.

El “Bhagavad Gita” en su capítulo XVIII expone la importancia de la misión personal como nadie lo ha hecho hasta hoy. Lo leas o no. Decidas entrar en acción o no. Te envío mis mejores deseos.

 

Y hasta nuestro próximo encuentro: un abrazo fraternal.

El Loco

 

Fuente: portaldelaguador.ning.com

“CUANDO EL CUERPO DEL DOLOR DESPIERTA”. ECKART TOLLE

“Cuando el Cuerpo del Dolor Despierta” Eckhart Tolle

 

El cuerpo de dolor despierta de su estado durmiente cuando tiene hambre, cuando es hora de reaprovisionarse. Alternativamente puede dispararse por un evento en cualquier momento. El cuerpo de dolor que está listo para alimentar puede utilizar el evento más insignificante como un disparador, algo que alguien dice o hace o hasta un pensamiento. Si viven solos o no hay nadie cerca en el momento, el cuerpo de dolor se alimentará de los pensamientos de ustedes.

De pronto su pensamiento se vuelve profundamente negativo. Ustedes estaban posiblemente inconscientes de que justo antes del influjo del pensamiento negativo una ola de emoción invadió su mente – como un estado de ánimo oscuro y pesado, como ansiedad o una ira feroz. Todo pensamiento es energía y el cuerpo de dolor se alimenta ahora de la energía de sus pensamientos. Pero éste no puede alimentarse de cualquier pensamiento.

 

No necesitan estar particularmente sensibles para notar que un pensamiento positivo tiene un sentimiento-tono totalmente diferente al de uno negativo. Es la misma energía, pero vibra en una frecuencia diferente. Un pensamiento feliz, positivo es indigerible para el cuerpo de dolor. Solamente se puede alimentar de pensamientos negativos porque solamente los pensamientos negativos son compatibles con el propio campo de energía de éste.

Todas las cosas son campos de energía vibratorios en movimiento incesante. La silla en la que se sientan, el libro que sostienen en sus manos, ambos parecen sólidos e inmóviles solamente porque es así como sus sentidos perciben la frecuencia vibratoria de estos, por así decirlo, el movimiento incesante de las moléculas, átomos, electrones y partículas subatómicas que de conjunto crean lo que ustedes perciben como silla, libro, árbol o un cuerpo.

 

Lo que percibimos como materia física es energía en vibración (en movimiento) en un rango particular de frecuencias. Los pensamientos consisten en la misma energía que vibra a una frecuencia superior que la materia y es la razón por la cual los mismos no pueden ser vistos o tocados. Los pensamientos tienen su propio rango de frecuencia, siendo los pensamientos negativos los que se ubican en el extremo inferior de la escala y los pensamientos positivos en el extremo superior. La frecuencia vibratoria del cuerpo de dolor resuena con la de los pensamientos negativos y es la razón por la cual esos pensamientos pueden alimentar al cuerpo de dolor.

El patrón usual de pensamiento que crea la emoción se invierte en el caso del cuerpo de dolor, al menos inicialmente. La emoción proveniente del cuerpo de dolor gana rápidamente el control de su pensamiento y una vez que el cuerpo de dolor se ha apropiado de su mente, su pensamiento se vuelve negativo. La voz en su cabeza les estará contando historias tristes, de ansiedad o de enojo respecto a ustedes mismos o a su vida, acerca de los demás, acerca del pasado, del futuro o de eventos imaginarios. La voz estará culpando, acusando, protestando, imaginando. Y ustedes se identifican plenamente con lo que la voz les dice, creyendo en todos los pensamientos distorsionados de ésta. En ese punto, se ha instalado la adicción a la infelicidad.

No se trata tanto de que ustedes no puedan detener su tren de pensamientos negativos, sino de que ustedes no quieren hacerlo. Esto se debe a que el cuerpo de dolor en ese momento está viviendo a través de ustedes, pretendiendo ser ustedes. Y para el cuerpo de dolor, el dolor es placer. Éste devora ávidamente cada pensamiento negativo. De hecho, la voz usual en su cabeza ahora se ha convertido en la voz del cuerpo de dolor. Ha tomado el mando del diálogo interno.

 

Se establece un círculo vicioso entre el cuerpo de dolor y el pensamiento de ustedes. Cada pensamiento alimenta al cuerpo de dolor y a su vez el cuerpo de dolor genera más pensamientos. En algún punto, después de unas cuantas horas o hasta unos cuantos días, éste se ha reabastecido y regresa a su estado durmiente, dejando tras de sí un organismo agotado y un cuerpo que está mucho más susceptible a la enfermedad. Si esto les suena a ustedes como un parásito psíquico, lo es. Es exactamente lo que es.

El comienzo de la liberación del cuerpo de dolor radica primeramente en la comprensión de que ustedes tienen un cuerpo de dolor. Entonces, lo más importante, es su capacidad para mantenerse lo suficientemente presentes, alertas, para notar el cuerpo de dolor en ustedes mismos como un influjo pesado de emoción negativa cuando éste se activa. Cuando es reconocido, ya no puede pretender ser ustedes ni vivir y renovarse a sí mismo a través de ustedes.

Es su Presencia consciente la que destruye la identificación con el cuerpo de dolor. Cuando ustedes no se identifican con éste, el cuerpo de dolor ya no puede controlar su pensamiento y por tanto no se puede renovar más a sí mismo al alimentarse de los pensamientos de ustedes. El cuerpo de dolor en la mayoría de los casos no se disuelve inmediatamente, pero una vez que ustedes han cortado el vínculo entre éste y el pensamiento de ustedes, el cuerpo de dolor comienza a perder energía. El pensamiento de ustedes deja de nublarse con la emoción; sus percepciones actuales ya no estarán distorsionadas por el pasado. La energía que estaba atrapada en el cuerpo de dolor cambia entonces su frecuencia vibratoria y se transmuta a la Presencia.
Extractado de A New Earth de Eckhart Tolle, páginas 145-161.
www.eckharttolle.com