Emociones y abundancia

http://tse1.mm.bing.net/th?&id=OIP.M08c4da9bfe839e00cd8607513e2c5f8fo0&w=300&h=300&c=0&pid=1.9&rs=0&p=0

 

Para la abundancia y la prosperidad

35 claves fundamentales

1.Creer en ti mismo y creer en tu capacidad para cambiar es esencial para el éxito.

2. El éxito y la abundancia son el resultado de tus emociones positivas. Como más emociones positivas tengas, como el entusiasmo, la alegría, el placer de hacer cosas, mayor será tu éxito.

3. Resuelve tus conflictos internos aprendiendo a cambiar tus creencias, porque cuando están en conflicto contigo mismo, no tienes la energía necesaria para construir su éxito.

4. Establece tus metas y desarrolla una visión clara de tu futuro, porque ahí es donde vas a pasar el resto de tu vida.

5. El éxito en el futuro depende del éxito en el presente. Si no tienes éxito ahora, son probablemente las creencias limitantes que te lo impiden.

6. Aprende cómo transformar las creencias que “limitan” el éxito en creencias que ‘impulsan’ al éxito.

7. Disfruta de lo que ya tienes, en lugar de quejarte de lo que te falta y tus espectativas vendrán diez veces más rápido!

8. Aprende a ser parte de la solución en lugar de ser una parte del problema.

9. Mira tus miedos como oportunidades para mejorar su vida. — Identifica y cambia las creencias que mantienen tus miedos con el fin de reemplazarlos por creencias y emociones que contribuyen a tu éxito!

10.¡ El mejor momento y la mejor hora para hacer los cambios es AHORA!

11. Querer algo es bueno, decidir obtenerlo es aún mejor. — ¡Piensa en cuántas cosas deseas y que aún no has decidido a conseguir! Si te preguntas ¿por qué? … Vas a descubrir algunas de las creencias que te limitan!

12. La gente con éxito no duda, actúa.

13. Resuelve tus preocupaciones ya que si la preocupación fuese la respuesta para tener éxito , todos viviríamos en la abundancia.

14. Tu riqueza depende de tu capacidad para prestar servicio a los demás, con valor añadido.

15. Se honesto y digno de confianza.

16. Sé fiel a ti mismo y a los demás. No trates de dar una imagen.

17. Cuanto más sólida sea la percepción de ti mismo, más éxito y acceso a la abundancia tendrás.

18. Sé valiente, decidido/a y perseverante. — Mucha gente abandona justo cuando iban a tener éxito.

19. Pase lo que pase manten la certeza de que tendrás éxito y si algo en tu interior te dice lo contrario, resuélvelo!

20. Identifica lo que estimula tu pasión.

21. Date cuenta de que la pasión emprendedora que caracteriza a las personas que tienen éxito es un subproducto de sus emociones positivas, así que cuanto más cultives emociones positivas en tu vida, más apasionado y más exitoso serás.

22. Tu riqueza material se basa en tu riqueza emocional y no al revés.

23. Date cuenta de que el placer de viajar por el camino hacia una meta es más importante que la propia meta.

24. Asume la responsabilidad de lo que estás viviendo.

25. Combina responsabilidad y diversión ya que para muchas personas, estos dos términos no van juntos.

26. Tu riqueza radica en tu capacidad para ahorrar tiempo a los demás. Un buen libro puede llevar años de investigación antes de escribirse y el lector tiene acceso a la información en cuestión de horas.

27. Date cuenta de que tener éxito contribuye al éxito de los demás.

28. Se arriesgado, porque quien no arriesga no gana. — Si no te abres a la posibilidad de fracaso, tampoco te abres a la probabilidad de éxito.

29. Mejora continuamente lo que haces.

30. Conviértete en un experto en relaciones interpersonales. Al mejorar tu relación contigo mismo, al mejorar tu relación con los demás , tendrás más éxito.

31. Desarrolla la actitud de que no puedes perder lo que tienes. El miedo a perder es lo que limita a la mayoría de la gente en sus deseos de abundancia y éxito. Resolver el miedo a perder es una inversión muy rentable!.

32. La gente exitosa contribuye al éxito de los demás y por eso los otros contribuyen a su propio éxito.

33. Desarrolla una fuerte y buena opinión de ti mismo.

34. Se necesita energía tanto para ser pobre como para ser rico, la única diferencia entre los dos es una forma diferente de pensar basada en creencias diferentes.

35. ¡La Copa de la abundancia está siempre llena, sin embargo, tu creencia es la que determina el tamaño de la taza!

http://www.cuantona.com/clavesabundancia.html

Vuelve a creer en Ti…

1907324_788203371253139_2738436636461354774_n

 

NUNCA ES TARDE PARA VOLVER

No importa cuánto tiempo te hayas extraviado. No importa cuánto te hayas equivocado. Tampoco cuánto te hayas dejado seducir por el sistema, el consumo, la tecnología, las relaciones conflictivas, la vida superficial, el sexo, las drogas (alcohol, cigarrillo), la vida social, los viajes, el dinero. No importa cuánto te hayas ocupado de los demás, olvidándote de ti;, cuánto hayas ignorado a tu cuerpo y a tu corazón; nunca es tarde para volver al SER.


Jamás pongas tu atención en tus errores. No te arrepientas de nada que hayas hecho, o hayas dejado de hacer. Debes saber que eres perfecto. Todo error que cometas, no importa cuán grave sea, es tan sólo un producto de un programa. No te apropies de él, no creas que el error es tuyo. Los errores los comete el ego, y el ego no eres tú. Debes comprender esta abismal diferencia para no sentir culpa ni arrepentimientos jamás.


Cuenta la historia que un hombre se enteró donde estaba Buda con sus discípulos y fue a visitarlo. El quería ponerlo a prueba, a ver si en verdad estaba iluminado como decían. Entonces, se acercó a él y le escupió en la cara. Buda no tuvo reacción alguna. El hombre se marchó. Luego de un tiempo, arrepentido, volvió y le dijo “disculpéme maestro, fui un tonto”, para lo que Buda respondió “no tienes que disculparte, pues no eras tú el que me escupió ni soy yo a quien escupiste”.

No pierdas un sólo segundo en mirar al pasado, sino que simplemente VUELVE AHORA AL SER. 





Si quieres reparar un error, no hay mejor cosa que puedas hacer en tu vida que dedicarte a elevar tu propia frecuencia para acelerar tu evolución y eliminar cualquier karma negativo que se encuentre presente todavía en tu interior. No le des tiempo a la mente para pensar “hubiera sido distinto de haberlo sabido antes” o “cómo pude haber hecho esto o aquello”. No importa si te equivocas debido a tu ignorancia y a la desconexión ul olvido de lo que eres en esencia, pero sí importa que hagas todo lo que esté a tu alcance para no volver a cometer el mismo error. Allí empieza tu verdadera responsabilidad.

La vida es simple. Se torna difícil sólo cuando reina la intranquilidad en la mente y la ansiedad por querer a toda costa otra cosa distinta de la realidad presente. Somos todos seres maravillosos que tan sólo se han extraviado de su hogar. Debemos volver lo antes posible y no perder un segundo en tratar de comprender o cambiar lo que no se puede cambiar. Una vez que retomas el contacto con tu esencia y te dedicas a experimentar el gozo del Ser, las respuestas vendrán de manera natural y sin esfuerzo.

.

No les des ninguna importancia al factor tiempo, salvo para comprender lo valioso que es aprovecharlo. Si dedicaste tu vida a lo efímero, vuelve ahora al Ser. Si te ocupaste de ser madre olvidándote de ti, vuelve ahora. Si perdiste tu tiempo en relaciones malsanas, trabajos negativos o superficiales, profesiones que no te representaban en verdad; si viviste desde el ego creyendo que ese eras tú, si no diste suficiente amor como deseabas… Sea lo que sea que haya ocurrido, vuelve al SER. Y cuando digo “ahora”, no me refiero a mañana o en esta nueva etapa de tu vida, sino en este mismo momento. AHORA MISMO. Vé a tu interior y refúgiate en tu corazón. Deja de hacer cualquier cosa que estés haciendo, y adéntrate en el YO. Sana al yo con el YO. Libera al yo con el YO.

Si no puedes hacerlo ya, organízate para que suceda apenas llegues a tu hogar. Espera el momento para encontrarte contigo mismo en silencio como esperarías ganar la lotería o encontrar el amor de tu vida, pues de hecho, tú eres el amor de tu vida. No dejes que nada ni nadie te distraiga. Apenas llegues, dile a tu familia “ahora no puedo, tengo primero algo muy importante que hacer”. Entonces cierra todas las puertas del mundo exterior y dedícate a darte a ti mismo el amor, la paz y la felicidad que siempre buscaste y sigues buscando. De esta manera inundarás de luz tu corazón y luego esa luz desbordará hacia afuera. Contagiarás a tu familia, amigos, extraños, animales, plantas, y finalmente al mundo entero.

Si hay una sola cosa que debes comprender en toda tu existencia, es que tu felicidad, tu paz y tu libertad, dependen exclusivamente de cuánto tiempo por día dediques a estar a solas contigo mismo. Todos tus problemas se deben a que no practicas lo suficiente, a que no te das suficiente amor. Tus problemas con tus hijos, con tu pareja, con tu trabajo, con el dinero, con tu salud; tu tristeza, tus miedos, tu bronca, tu stress. Es producto de que te la pasas haciendo y haciendo, escapando, justificando, postergando……. y no le das tiempo al no – hacer. A tu sanación.

Vuelve ahora y comprobarás por tu propia experiencia que no es tarde. Siempre hay una solución. Todo se puede reparar, inclusive la muerte misma. Toda la oscuridad, el dolor acumulado de años, la amargura de la vida, las peores experiencias del pasado, todas ellas desaparecerán con tan sólo cinco minutos de verdadera conexión con lo eterno, con lo que ES, con el Ser único brillante, resplandeciente, puro gozo y amor.

No importa cuánta oscuridad haya en tu vida, aprende a prender la perilla de la luz y se esfumará instantáneamente, de la misma manera que sucede cuando entras a una habitación. Puede parecer idealizado, un sueño, un milagro, una utopía….Pero te digo que ya he visto a muchas personas lograrlo. Asi que, adelante!!!!!!!!!!

Luz y amor para todos,

Lic. Fernán Makaroff

Almas gemelas, la compasión

 

Existe una dinámica denominada “El papel arrugado”. Algunos de nosotros la conocemos, sin embargo, te invito a realizarla aquí y ahora.

Toma una hoja de papel tamaño carta.

Mírala con detenimiento e imagina que es la persona que dices amar.

Ahora, dile lo que quizás alguna vez le has dicho:

 

“No haces esto o lo otro…”

“No eres lo que yo esperaba que fueras…”

“Por tu culpa…”

“Tú eres así…”

“No llenas mis expectativas…

Y más…

En la medida en que la vas desvalorizando, arrugas esa hoja, hasta que quede como una bolita muy apretada. También la puedes morder.

 

Continúas culpándola de tus frustraciones y la pisoteas, hasta que quede sucia bajo tu zapato.

 

Ahora, intenta regresarla a como estaba al principio. Diciendo: “perdóname, no supe lo que hacía, lo que dije no era cierto…” y todas las disculpas que se te ocurran.

 

Te darás cuenta, que por más que la extiendas, la planches e intentes alisarla, la hoja ha quedado arrugada y sucia.

Los sentimientos de quien dices amar, han quedado heridos, “arrugados” por las palabras, que seguramente, ni tú mism@ sabes, por qué las has expresado. 

 

Sin embargo, cuando has trabajado en la Luz de la Divinidad, incrementando la compasión y el amor incondicional, te das cuenta, de que lo que ha dicho la persona que dice amarte, solamente es un reflejo de su propia tristeza y frustración.

 

Es entonces, que en tu corazón, solamente existe el amor incondicional y la compasión.

 

Esas “arrugas” de dolor, se transmutan en Luz, desapareciendo completamente.

 

Cuando nos sentimos ofendidos, significa que es nuestro ego herido a quien se le dificulta comprender que entre más amor das, más amor recibes y en este amor incondicional, las dificultades que se han presentado, se pueden superar favorablemente para los dos.

 

Se nos ha dicho, que cuando encontramos a nuestra alma gemela, “viviremos felices para siempre”, como en los cuentos de hadas. Y eso, es solamente una creencia, alejada de la realidad, si no hemos aprendido lo que significa el amor incondicional, el perdón, la compasión, la transmutación del ego, ese encuentro tiende a desaparecer.

 

Cuando encontramos a nuestra alma gemela, nuestras lecciones de vida, son más duras y difíciles de aprender y superar.

 

Esas lecciones, son algo así, como el examen final para encontrar la felicidad verdadera y entrar, por decirlo así, en el Nirvana o realización y evolución del espíritu en la Luz y el Amor Incondicional.

 

Qué significa esto?

 

Cuando hemos encontrado a nuestra Alma Gemela, significa que nuestro trabajo interior necesita ser más profundo.

 

Aceptar a ese ser, tal y como es. Cuando tenemos expectativas de que será un ser perfecto, nos traerá desilusión y frustración, ya que las personas perfectas, no existen. Nosotros no somos perfectos y nuestra “tarea”, es encontrar la perfección, en el amor incondicional y la compasión.

 

Cuando hemos vencido a nuestro ego y las creencias falsas que hemos ido archivando a través de nuestra existencia, es entonces cuando la relación con nuestra alma gemela, se armoniza y el amor verdadero, basado en la real aceptación, compasión y amor incondicional, ha vencido los obstáculos más difíciles de superar.

 

Aunque ese ser, sea nuestra alma gemela, ha vivido experiencias diferentes a las nuestras, razón por la que existen, precisamente “diferencias” que necesitamos transmutar en Luz y amor incondicional. Para esto, es importante trabajar la paciencia y sabiduría interior.

 

Nuestras almas gemelas, nos reflejan nuestra parte oscura y si nuestra consciencia está alerta a estos mensajes, vamos cambiando nuestra forma de pensar, sentir y actuar y al sanarlas tú, ese ser, también las sana y los conflictos y diferencias, comenzarán a desaparecer.

 

Con ello, podemos vivir en paz y armonía Y UN GRAN Y PROFUNDO AMOR INCONDICIONAL.

Sé Feliz y Vive Sano

Psicóloga Espiritual

Maya333god

 

10 pasos para eliminar la basura emocional

A lo largo de la vida vamos acumulando sentimientos negativos referente a acontecimientos pasados. Debido a esto, quedan resentimientos, tristezas, miedos y enojos, producto de experiencias desagradables. Pero ¿Qué se puede hacer para eliminar toda esa basura emocional? A continuación te dejamos 10 pasos para eliminar la basura emocional, entrevista a la psicóloga Ciara Molina.
1. Pensamientos positivos o negativos, tú eliges.
Los pensamientos negativos generan una enorme cantidad de malestar, y su manifestación común es la ansiedad. Los pensamientos positivos, en cambio, provocan todo lo contrario a nivel emocional. Así, con afirmaciones positivas, lograremos modificar el pensamiento a través del uso del lenguaje. Se trata deque te creas lo que te dices, no solo que te quedes con las palabras: “me quiero”, “me valoro”, “soy capaz”… Hay que animarse a potenciar aquello que quieres atraer y tu pensamiento abrirá el camino emocional que te ayudará a alcanzarlo.
2. Creando expectativas, acumulando frustraciones.
Tendemos a fijarnos demasiado en lo que consideramos que nos hace falta, y esto nos dificulta poner atención en lo que somos, sentimos y pensamos en nuestro día a día. No podemos saber lo que va pasar de aquí a cinco años, pero sí podemos gestionar adónde queremos llegar dando pequeños pasos desde el hoy. La mejor manera de no excedernos en nuestras expectativas será establecer pocas y a corto plazo, al hacerlas alcanzables ganaremos confianza.
3. La actitud determina el estado de ánimo.
¿Alguna vez has tenido la sensación de vivir un día pésimo desde que te levantas hasta que te acuestas? o, por el contrario, ¿no te ha pasado que de repente sientes que te comes el mundo y que todo lo que acontece a tu alrededor parece estar en sincronía contigo?. Lo que determina uno u otro es la actitudcon la que nos enfrentamos a él. Cuanto más optimistas seamos a la hora de interpretar lo que nos pasa, mejor valoración haremos de nosotros mismos (autoestima) y mejor adaptación al medio tendremos. Por tanto, toda actitud positiva comienza por tener una autoestima saludable.
4. Voluntad sin acción es papel mojado.
Cuando nos sentimos decaídos, lo primero que perdemos es la voluntad. “Sabiendo que la voluntad es nuestra capacidad para decidir si realizar un determinado acto o no, ¿por qué escoger quedarse en la oscuridad pudiendo ver la luz?. Para tener una buena predisposición a la acción voluntaria la experta aconseja ser receptivo, priorizar los pasos, visualizar positivamente aquello que queremos que suceda.
5. Salir de la zona de confort
Definiendo zona de confort como todo aquello que nos rodea y con lo que nos sentimos cómodos. ¿Cómo salir de la zona de confort? Molina aconseja al respecto explorar nuevos horizontes y dejar que la vida nos sorprenda. Perder el miedo a avanzar, a descubrir nuevos mundos y buscar oportunidades que nos aporten nueva sabiduría. Cuando decidimos explorar más allá de los límites que nos autoimpusimos empezamos a entrar en lo que se conoce como la “zona de aprendizaje”.
6. Quiero, puedo, me lo merezco.
Tenemos que tener claro que lo que nos define no son las opiniones positivas que los demás puedan tener o las críticas a las que nos veamos expuestos, sino la valoración que hacemos de nosotros mismos. Es decir, de la autoestima.
7. Autoestima: camino al bienestar.
Para hacer que mejore, la psicóloga recomienda que “nos aceptemos, tengamos confianza plena en lo que hacemos, nos cuidemos a nosotros mismos, seamos autosuficientes emocionales, aprendamos a poner límites, realicemos autocrítica constructiva, sepamos que somos los únicos responsables de lo que nos pasa, nos dediquemos un momento al día solo para nosotros, y apostemos por el sentido del humor, entre otras muchas cosas que podemos hacer”.
8. Aceptación, pero no olvido.
No se olvida, se supera. Superamos relaciones, miedos, malestares, frustaciones, pérdidas y heridas emocionales. Eso sí, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional y pensar constantemente en borrar nuestros recuerdos negativos no hará más que hacerlos más conscientes. Por eso para que un malestar se supere no podemos negar que exista, necesitamos admitirlo para cambiarlo», añade.
9. Críticas, ¿constructivas o destructivas?
Lo que diferenciará que una crítica sea catalogada de constructiva o destructiva será la intención con la que se dice, las palabras que se escogen y la manera de decirla. Pero por muy destructiva que sea la crítica, si no se le da importancia, no se vivirá como una ofensa. Asimismo, cuando seamos nosotros los que formulemos la crítica, no debemos ser apresurados a la hora de opinar, debemos dejar claro el aprecio, basarla en el respeto, y expresarla en el momento adecuado, además de ser conscientes de que el otro tiene derecho a réplica.
10. La comunicación, por último, como base del equilibrio emocional.
Resulta imprescindible saber comunicarnos, entendernos y comprendernos los unos a los otros. Una buena o mala comunicación puede marcar la diferencia entre tener una vida feliz o tenerla llena de problemas. Para que la comunicación sea efectiva y emocionalmente sana partiremos de las siguientes premisas: Tendremos la actitud adecuada, nos centraremos en un tema en concreto, escucharemos con atención, nos expresaremos de forma clara y directa, diremos lo que pensamos y sentimos, aceptaremos la opinión del otro, no daremos nada por supuesto, preguntaremos, y seremos coherentes con lo que decimos y lo que expresamos de una manera no verbal.
El mundo según lo vemos no es más que un reflejo de nuestro estado interior.
-Entrevista a Ciara Molina-

12 pasos para simplificar tu vida . Wayne Dyer

images (1)

 

1. Ordena tu vida, sentirás una gran oleada de inspiración cuando te deshagas de cosas que ya no son útiles en tu vida:

• Regala las cosas que llevas uno o dos años sin utilizar.
• Regala esos archivadores viejos que ocupan espacio y que casi nunca utilizas.

• Dona juguetes, herramientas, libros, bicicletas y platos que no utilices a instituciones de caridad.

Elimina todo aquello que te despierte el deseo de adquirir objetos que contribuyan a una vida desordenada. Recuerda lo que dijo Sócrates: “Está más cerca de Dios quien necesita menos”. Así que mientras menos posesiones necesites asegurar, cuidar, desempolvar, organizar y mover, más próximo estarás a escuchar el llamado de la inspiración.

 

2. Elimina de tu agenda las actividades y obligaciones innecesarias e indeseables.


Si no estás preparado para el Espíritu, lo más probable es que no sientas el resplandor de la inspiración. Dios estará a tu lado, te enviará la orientación, y las personas, que necesitas; pero si estás completamente ocupado, te perderás de estos regalos que pueden transformar tu vida. Así que dile no a las exigencias excesivas, y no te sientas culpable de inyectar una dosis de tiempo libre a tu rutina diaria.

 

3. Asegúrate de que tu tiempo libre sea libre

Ten cuidado con esas invitaciones que pueden mantenerte en la cúspide de la pirámide social, pero que te impiden el acceso a una inspiración gozosa. Si los cócteles, las reuniones sociales, los eventos para recaudar fondos, e incluso charlar y beber con los amigos no es la forma en que realmente quieres pasar tu tiempo libre, no lo hagas. Rechaza las invitaciones que no activen sensaciones de inspiración.

Creo que pasar una tarde leyendo o escribiendo cartas, viendo una película con un ser querido, cenar con mis hijos o hacer ejercicio, es más inspirador que asistir a un evento en el que suelen abundar las conversaciones inútiles. He aprendido a rechazar esos eventos sin tener que disculparme, y eso me ha permitido tener más momentos de inspiración.

 

4. Saca tiempo para la meditación y el yoga

Saca por lo menos 20 minutos diarios, siéntate en silencio y establece un contacto consciente con Dios. Escribí un libro sobre este tema, “Cayendo al abismo”, así que no me extenderé más. Sin embargo, diré que he recibido miles de mensajes de personas de todo el mundo en los que me expresaron su agradecimiento por haber aprendido a simplificar su vida cuando comenzaron a meditar. Te invito a que busques un centro de yoga cerca de tu casa y comiences a practicar con regularidad.

Las recompensas son maravillosas: te sentirás menos estresado y más saludable e inspirado por todo lo que podrás hacer con y por tu cuerpo en muy poco tiempo.

 

5. Regresa a la sencillez de la naturaleza

No hay nada que sea más inspirador que la naturaleza. La fantasía de regresar a una vida menos tumultuosa casi siempre implica vivir en el esplendor de las montañas, los bosques o de un valle, en una isla, cerca al mar, o al lado de un lago. Estos deseos son universales, pues la naturaleza ha sido creada por la misma Fuente que nos creó a nosotros. Estamos constituidos por las mismas sustancias químicas de la naturaleza (somos polvo estelar, ¿recuerdas?).

Tu deseo de simplificar y de sentirte inspirado es impulsado por el deseo de ser tu “yo” natural, es decir, la naturaleza de tu yo. Así que camina o acampa en el bosque; nada en un río, lago o en el mar; siéntate frente a una fogata, monta a caballo, o esquía en la nieve.

Esto no significa que tengas que darte unas vacaciones largas ni planearlas con meses de anterioridad: no importa dónde vivas, a pocas horas siempre habrá un parque, campamento o sendero que te permitirá disfrutar de la sensación de estar conectado con todo el Universo.

 

6. Marca distancia entre tú y tus críticos

Decide alinearte con personas que también quieran encontrar una inspiración simplificada. Dales una bendición silenciosa a quienes andan buscando defectos o son amigos de las confrontaciones, y apártate de su energía tan rápido como sea posible. Simplificarás tu vida enormemente si no tienes que justificarte ante nadie, y si recibes apoyo en vez de críticas. No tienes por qué soportar las críticas; simplemente agradece con amabilidad y promete pensar en lo que te digan, pues representa un conflicto que no te permitirá sentirte inspirado. No necesitas justificar tus deseos ni tu personalidad, pues esas sensaciones internas son el Espíritu que te habla: son pensamientos sagrados, así que no permi­tas que nadie los destruya.

 

7. Saca un tiempo para tu salud

Recuerda que el mayor problema de salud en nuestra sociedad parece ser la obesidad. ¿Cómo puedes sentirte inspirado y vivir con sencillez si consumes cantidades excesivas de alimentos y no haces el ejercicio que tu cuerpo te pide? Recuerda que tu cuerpo es el templo sagrado donde vives durante esta vida, así que saca un poco de tiempo cada día y haz ejercicio. Si sólo puedes darle una vuelta a la manzana, simplemente hazlo.

De igual manera, incorpora a tu consciencia las pala­bras control de porciones: ¡tu estómago tiene el tamaño de un puño, no de una pala! Respeta tu templo sagrado y simplifica tu vida haciendo ejercicio y comiendo con moderación; ¡te prometo que te sentirás inspirado si comienzas a hacerlo ya!.

 

8. ¡Juega, juega, juega!

Simplificarás tu vida y te sentirás inspirado si aprendes a jugar en vez de trabajar toda tu vida. Me encanta estar rodeado de niños porque me inspiran con sus risas y su frivolidad. De hecho, muchos adultos me han dicho: “Wayne, no has madurado: siempre estás jugando”. ¡Esto es algo que me enorgullece profundamente! Juego cuando hablo en el escenario, y juego mientras escribo ahora.

Quiero aprovechar para darle las gracias a Howard Papush, quien escribió un maravilloso libro titulado “Tiempo de receso: sorteando tu vida en medio de las tensiones”, el cual te recomiendo (Howard también ofrece seminarios en los que enseña a jugar y a divertirse)

En su libro, Howard comparte esta hermosa frase de Richard Bach: “Tu vida está orientada por un aprendiz interior, por ese ser espiritual y juguetón que es tu verdadero yo”. Estoy totalmente de acuerdo: ¡por favor, entra de nuevo en contacto con tu yo real y juguetón, y aprovecha la menor oportunidad para jugar! Verás que todo será más dulce y más simple.

 

9. Disminuye el ritmo

Una de las observaciones más iluminadoras de Gandhi nos recuerda que, “La vida es algo más que aumentar el ritmo”. Este es un gran consejo para simplificar tu vida; de hecho, disminuye el ritmo de todas tus actividades durante un momento, aquí y ahora. Lee estas palabras lentamente. Desacelera tu respiración para que seas consciente de cada inhalación y exhalación.

Cuando vayas en tu auto, disminuye la velocidad y relájate. Desacelera tu forma de hablar, tus pensamientos y el ritmo frenético de todo lo que haces.

 

Dedica más tiempo a escuchar a los demás; sé consciente de tu inclinación a interrumpir y a dar por terminadas las conversaciones, y opta más bien por escuchar. Detente y aprecia las estrellas en una noche despejada, o las formas de las nubes en un día gris. Siéntate en un centro comercial y observa cómo todas las personas parecen ir deprisa y sin rumbo alguno.

Si disminuyes el ritmo, simplificarás tu vida y te re­unirás con el ritmo perfecto con el que funciona la creación. Imagina que tratas de forzar a la naturaleza halando una planta de tomate que acaba de brotar: eres tan natural como esa planta, así que permítete estar en paz con la perfección del plan de la naturaleza.

 

10. Haz todo lo posible para evitar las deudas

Recuerda que estás intentando simplificar tu vida, así que no necesitas comprar objetos que la complicarán y la trastornarán. Si no puedes adquirirlos, olvídate de ellos hasta que puedas hacerlo; al contraer deudas, sólo agregas más capas de ansiedad a tu vida. Esa ansiedad te alejará de la paz, que es el lugar donde te encuentras cuando estás en Espíritu. Si tienes que trabajar más para pagar deudas, disfrutarás menos de tu vida actual; en consecuencia, estarás más lejos de la paz y la alegría, que son los símbolos de la inspiración. Te sentirás mucho mejor y disfrutarás tu vida si tienes menos en vez de contraer deudas que no te darán paz y tranquilidad, sino estrés y ansiedad. Y recuerda: el dinero que posees sólo es energía, así que niégate a conectarte con un sistema energético que no es real.

 

11. Olvídate del valor efectivo

Procuro no pensar frecuentemente en el dinero, pues he observado que las personas que lo hacen no piensan en casi nada más. Entonces, haz lo que tu corazón te diga que es lo que te hace feliz, en vez de pensar si será rentable o no. No te niegues a los placeres de la vida por razones monetarias; no determines tus compras por el hecho de obtener un descuento, y no te prives de sentir alegría porque no te hicieron una rebaja. Puedes llevar una vida feliz y satisfactoria, y si en este momento estás pensando que yo tengo el descaro de decirte esto porque tienes una situación financiera precaria, es porque tú mismo has levantado tu propia barrera de resistencia..

Deja de ponerle una etiqueta con precio a todo lo que tienes y haces: a fin de cuentas, en el mundo del Espíritu no hay etiquetas con precios. No hagas del dinero el centro de todo lo que tengas o hagas; más bien, descubre el valor inherente a todas las cosas: así simplificarás tu vida y regresarás al Espíritu. Un dólar no determina el valor, aunque vivas en un mundo que intenta convencerte de lo contrario.

 

12. Acuérdate de tu Espíritu

Si la vida te parece muy compleja, rápida, desordenada, frenética, o difícil, acuérdate de tu propio Espíritu. Estás enca­minado a la inspiración, un lugar sencillo y pacífico en donde estás en armonía con la sincronización perfecta de toda la creación. Viaja mentalmente allí y detente con frecuencia para recordar lo que realmente quieres.

 

Wayne Dyer

 

 

Solo El Amor se entrega libremente

El amor es libertad, amar de verdad es atreverse a pasar un tiempo en soledad confiando que quien se va, volverá a nuestro lado.

No estropeemos el amor encadenándoles a nuestro ser, dejemos espacio para respirar, permitamos que puedan pensar por si mismos y llegar a extrañarnos. No asfixiemos a nuestra pareja: si es amor de verdad no necesita cadenas, ya es tuyo. Creer en la persona que está a tu lado conlleva madurez, y las mujeres hechas y derechas tienen madurez.

En ocasiones, cuando se ama desea tenerlo TODO de la persona amada, esperas que esté siempre pendiente y disponible para ti, llegas incluso a controlar con quien habla, con quien se junta, y por cuanto tiempo. Estos son los amores posesivos, que llegan a controlar cada faceta de la vida de la persona amada, hasta la hora de salir del trabajo y los minutos que debería llevar volver a casa. Este amor no es normal, no es bueno, no es verdadero.

Se dice que si quieres a alguien, es mejor dejarle libre para que vuele,
si vuelve es que fue tuyo, sino, nunca lo fue.

El amor es lo más bello que se nos ha dado, es para ser gozado y disfrutado, es para hacer una vida plena y segura, es dar todo así como lo recibimos todo. El amor no tiene necesidad de ocultar nada, puede mostrarse a la luz del día. El amor te lleva a disfrutar de esos momentos en los que habiendo un poco de espacio son llenados de expresiones de “te quiero”s y “te extraño”. El amor así sienta bien, provoca que te sientas feliz, segura y amada.

En el amor hay confianza.
Cuando el amor es verdadero, si por alguna razón esa persona no está cerca de ti, no tienes miedo, porque le crees, tienes la certeza que cuando dice “te amo” lo dice con el corazón. Nunca trates de esclavizar aquello que libremente se te da, porque así lo perderás. El amor tiene alas y vuela solo, así llegó a tu vida, debes cuidarlo y mimarlo, pero jamás permitir que el amor sea asfixiante.
El amor no es posesivo, es entregado.
No seas una persona posesiva, todos nacemos libres, y así debe ser siempre. Cuando pones una jaula y lo quieres todo para ti, terminas por arruinar la relación; las jaulas aunque sean de oro no dejan de ser lo que son: JAULAS.

En el amor hay libertad.
No temas amar y a la vez conceder libertad, si es amor siempre volverá a ti, siempre querrá estar contigo, no te cambiará por nada ni nadie. Eres su amor, su prioridad.

– Mereces amor –
Hay amores verdaderos, no amores de horas o fines de semana, hay amores que son para siempre. Los hay.

Y ese tipo de amor muchas veces lo tenemos muy cerca, pero lo perdemos por no pensar bien las cosas, por intentar retenerlo cuando era algo que se nos entregaba libremente.

 Autor: Shoshan

3120_243656199091224_1035867249_n

Ho ´oponopono

TODO LO QUE TE RODEA LO HAS CREADO TU: SI TU NO LO CREAS… NO EXISTE.

WEBINARIO HO’OPONOPONO: Aca les dejo el enlace… a mi este audio me cambio mi vida!
YO CREO MI REALIDAD . MIS PENSAMIENTOS CREAN MI REALIDAD.
CON HOOPONOPONO TU LIBERAS LOS PENSAMIENTOS QUE HAN CREADO LA REALIDAD QUE ESTAS VIVIENDO.
HO’O significa CAUSA en hawaiano y PONOPONO significa PERFECCIÓN.
HO’OPONOPONO significa , “corregir un error” o “rectificar un error.”
Ho’oponopono es un proceso simple.
EMPECEMOS: 
Los orígenes de Ho’oponopono son hawaianos, y es una técnica milenaria empleada por los Kahunas hawaianos, los sacerdotes o los chamanes hawaianos, y que originalmente se usaba para resolver conflictos en aldeas. O sea: tu vecino te robaba tu cerdo y el cuñado pues, se enfadaba, y eso significaba que tu suegro se ponía de tu parte, y toda la aldea terminaba peleándose por este cerdo. Y ahí entraban los Kahunas, sentaban a los miembros de la aldea juntos y usaban la técnica para resolver conflictos familiares.
Esto fue el origen y llevan haciéndolo literalmente miles de años. El Dr. Len tomó el concepto, lo adaptó a tiempos actuales mediante un proceso meditativo y de también de investigación y aquí tenemos el Ho’oponopono actual. Lo que ellos llaman el Ho’oponopono actualizado, lo que yo voy a enseñar en el webinario.
Primero hay algunos conceptos que tenemos que entender.
El primer concepto que debemos entender es que nosotros creamos nuestra realidad: todo lo que te rodea en este preciso momento lo has creado tú, si tú no lo creas no existe. La silla debajo de tu trasero la has creado tú, la has manifestado porque necesitabas un sitio donde “aparcar” tu trasero durante el webinario, lo cual tu has creado o has manifestado la silla que está detrás de ti. Las paredes de esta sala también son de tu creación; todo lo que te rodea es de tu creación y no existe si tú no la traes a tu realidad.
Pero existe una excepción y son los otros seres conscientes que están en tu realidad, porque un ser consciente, un ser humano, tiene libre albedrío. Tú no puedes crear un ser humano, tú puedes invitar a un ser humano para que entre en tu realidad.
Pero qué es lo que pasa, va un poco mas allá de eso porque no solamente tú pides a personas que compartan tu realidad, también les pides que se comporten según tus expectativas.
Entonces, si tu jefe te grita, te grita porque tú tienes un concepto de jefes que gritan. Dentro de ti hay una creencia que dice: “los jefes gritan” por lo cual tú le estás pidiendo a tu jefe que se comporte como una persona que grita para encajar dentro de tu realidad. Porque tu concepto de la realidad no es un jefe que va por ahí dando abrazos y besos, tu concepto de la realidad es un tío con “mala leche”, porque para “eso” están los jefes.
Por lo cual tu pides a tu jefe que se comporte según tu concepto de los jefes. Y él dice que sí. Entonces en el momento que tú dejas de considerar que los jefes tienen mal humor y van por ahí pegando gritos, tu jefe deja de hacerlo, ya no necesita comportarse como tú crees que se debe comportar, y en el momento que tu paciente con cáncer, en el momento que tú dejas de ver a tu paciente como una persona enferma, esa persona deja de estar enferma, porque ya no necesita comportarse según tu concepto de cómo se debe comportar, y así funciona el Ho’oponopono, es muy sencillo. ¿A que sí?
¿Qué son creencias? Es importante matizar esto. Creencias son pensamientos repetitivos. Si tú piensas la misma cosa una, y otra y otra vez, ese pensamiento se plasma o se solidifica en una creencia.
Cuando se hace Hoo-Ponopono, la Divinidad se hace cargo de los pensamientos dolorosos, los neutraliza y los purifica. Haciendo Ho’o-Ponopono, tú no purificas personas, lugares o cosa alguna. En cambio, neutralizas la energía dolorosa que tú asocias con esas personas, lugares o cosas. Así que la primera etapa para hacer Ho’o-Ponopono es purificar energías.
Entonces tiene lugar algo maravilloso, No solamente la energía queda neutralizada, sino que se desprende, desaparece, quedando en su lugar una nueva página vacía en blanco, vacía, donde escribir de nuevo otra realidad. La etapa final es permitirle a la Divinidad hacer acto de presencia y rellenar el vacío de esa página en blanco con Luz Divina.
 Para hacer Hoo-Ponopono no necesitas saber cual fue el error cometido o cual fue el problema. Apenas necesitas percibir la existencia de situaciones físicas, mentales o emocionales que te estén abrumando. Cuando lo hagas, tu responsabilidad estriba en comenzar inmediatamente a sanar la esencia de tales situaciones, diciendo simplemente: “Lo lamento. Por favor perdón.
LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS, TE AMO